Foto: Archivo
La Unión Neolonesa de Padres de Familia y diputados del PAN se reunieron el pasado 5 de agosto para denunciar que el contenido de los libros de texto de primaria y secundaria “no es apto” para los estudiantes, por su temprana edad, y propusieron vetarlos, arrancarles las hojas y hasta quemarlos

Monterrey, NL. La Unión Neolonesa de Padres de Familia tramitó un amparo ante los juzgados de Distrito, con el fin de evitar que los libros de texto que incluyen contenidos “no aptos” para alumnos de educación básica, se entreguen a los estudiantes del ciclo escolar 2016-2017, por abordar temas de educación sexual y equidad de género.

Luz María Ortiz, integrante de la Unión, señaló que este amparo fue recibido en la Oficialía de Partes y fue turnado al juzgado primero en materia administrativa.

La Unión Neolonesa de Padres de Familia y diputados del PAN se reunieron el pasado 5 de agosto para denunciar que el contenido de los libros de texto de primaria y secundaria “no es apto” para los estudiantes, por su temprana edad, y propusieron vetarlos, arrancarles las hojas y hasta quemarlos.

Después de las reacciones en contra que recibieron, incluso del arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, modificaron su discurso y ahora buscan por la vía legal detener el acceso de los estudiantes a los contenidos con temas de educación sexual y equidad de género.

“Tenemos que esperar la respuesta del juzgado. Son tres días hábiles para saber si se da la suspensión. Consideramos no aptos los contenidos de los libros de preescolar de los tres grados; los libros de ciencias naturales de primero, cuarto, quinto y sexto grado, así como el libro de biología y de formación ética y cívica de secundaría.

“Estuvimos esperando a que la Secretaria de Educación en Nuevo León nos diera respuesta a esta petición, la cual nunca se dio, pese a que hubo la intervención del diputado Hernán Salinas. Eso nos obliga a tramitar este amparo”, indicó Ortiz.

Señaló que aunque los libros ya están repartidos en la mayoría de los planteles educativos, espera que se pueda dar esta suspensión de amparo para el día miércoles y así evitar que los estudiantes vean los contenidos que consideran “no aptos”.

Al respecto, Ortiz comentó: “Nosotros desde el 25 de julio, en que presentamos los resultados de los análisis, mencionamos que íbamos a buscar un instrumento legal. La postura que manejamos ese día, es lo que estamos haciendo en este momento.

“Si nos dan la suspensión de amparo, los alumnos pueden trabajar con multilibros o manual de trabajo y con la capacidad de los maestros de explicar los temas y contenidos que vienen establecidos en el programa. Esperamos que haya buena disposición de las autoridades federales”, finalizó Luz María Ortiz.