Foto: Especial
Los dulces y las fiestas no son lo único bueno de estas fechas, lo mejor es el pan de muerto, aprende más de esta preparación de raíces prehispánicas

La gastronomía mexicana es amplia y diversa como su gente, pero existen preparaciones que solamente se pueden disfrutar en ciertas épocas del año, por ejemplo el pan de muerto, una delicia que sirve para rendir tibuto a quienes ya no se encuentran en este mundo.

Los orígenes de esta delicia azúcarada, de acuerdo con historiadores, se inspiran en un rito que hacían los primeros pobladores de Mesoamérica a los muertos que enterraban con sus pertenencias. En el libro “De Nuestras Tradiciones” se narra la elaboración de un pan compuesto por semillas de amaranto molidas y tostadas, mezclado con la sangre de los sacrificios que se ofrecían en honor a Izcoxauhqui, Cuetzaltzin o Huehuetéotl.

Hacían un ídolo de Huitzilopochtli que representaba la “alegría”, al que después encajaban un pico y, a manera de sacrificio, le sacaban el corazón en forma simbólica y luego se repartían entre el pueblo algunos pedazos del pan para compartir la divinidad.

Aunque se eliminó la raíz antropofaga, el significado actual es parecido, el círculo que se encuentra en la parte superior del mismo es el cráneo, las canillas son los huesos y el sabor a azahar (naranja) es por el recuerdo a los ya fallecidos.

Esta tradicional preparación que se enriqueció tras la conquista española ha comenzado a desaparcer junto con las panaderías de barrio frente al pan de supermercado, sin embargo, exiten panaderías como “La Crema”, “La Española” y “El Radio”, que aún la ofrecen.

Apoya el comercio local

> En la panadería El Radio ofrecen pan de muerto desde el primer día de Octubre y lo tienen en tamaños individual (8 pesos), para dos personas (16 pesos )y para cuatro personas (25 pesos). Cuentan también con pedidos especiales más grandes, como para una reunión  (55 pesos)

> En la panadería de “La Crema” ofrecen Pan de Muerto en dos tamaños, pequeño (6 pesos) y mediano (12 pesos), lo sirven desde las 13:00 horas.

> En la panadería “La Española” ofrece Pan de Muerto para una o dos personas con (8 y 17 pesos). También se ofrecen calaveritas de dulce y Pan Mini de (4 pesos). El pan es preparado desde las 9 de la mañana para poder salir en la tarde para los clientes.

Pan de Muerto estilo Veracruz

Ingredientes:
1 kilo de harina
30 gramos de levadura instantánea
10 gramos de Maximix 40 (acelerador que se encuentra en las tiendas donde venden ingredientes para panaderías.) optativo,
1 cucharadita de ralladura de naranja
300 gramos de azúcar
5 gramos de sal
8 huevos
100  gramos de mantequilla
80  gramos de manteca vegetal
200 mililitros de agua (1 taza)

Preparación:
> Mezcla la harina con la levadura, el maximix 40. Forma una fuente y en el centro pon la sal, el azúcar, la mantequilla y la sal. Añade los huevos poco a poco, mezclando bien. Agrega poco a poco el agua y amasa de 30 a 40 minutos o 15 minutos en la batidora con el gancho especial.

> Deja reposar hasta que doble su tamaño. Forma los panes, decorándolos con huesitos hechos de la misma masa o unos monitos que parezcan muertitos. Unos se embarran con una mezcla de huevo y agua y se espolvorean con ajonjolí, los otros se espolvorean con azúcar. Deja a que doblen su tamaño y hornear a 180º C, durante 25 minutos o hasta que estén cocidos. Esto se sabe cuando al pegarles por la parte de abajo, suene hueco.


Huesitos de Pan

Ingredientes:
15 g de levadura fresca
120 ml de agua
150 ml de leche
40 g de aceite de oliva
5g de sal (una cucharada rasa)
5g de miel (una cucharilla)
500 g de harina de fuerza

Preparación:
> Empezamos haciendo el pre fermento deshaciendo la levadura en 100ml de agua templada y añadimos 100g de harina. 
> Mezclamos bien haciendo una pasta especita y la dejamos reposar tapada hasta que doble su volumen. Después le añadimos el resto de ingredientes - la leche, el resto de agua, sal, miel y por último la harina. 

> Dos cosas - si se añade toda la harina de golpe se hará una pelota muy dura y muy poco manejable. Si resulta complicado el amasado: intenten una de dos cosas - una es ir incorporando la harina poco a poco y dejar que la masa vaya absorbiendo la harina. La segunda es añadir toda la harina, amasar un poco y una vez se tenga la bola grumosa separar en dos partes iguales, hacer dos rollos y empezar a cortar con la espátula. 

> Cortar la masa en trozos finos unas cuantas veces de punta a punta en cada rollo. Con esto conseguirán que la masa quede bien compacta y fácil de amasar. 

> Por último acabamos amasando con las manos, boleamos y dejamos reposar hasta que doble su volumen en un bol tapado con un poco de aceite en el fondo.

> Para hacer los huesitos volcamos en la encimera la masa y la doblamos en tres apretando para sacarle todo el aire de la fermentación. Cortamos raciones (entre 12 que serían 12 huesos grandotes y 24 para formas más pequeñas) y empezamos a formar un rollo con la ayuda de las manos. 

> Cuando tenga el grosor de un dedo aproximadamente cortamos las puntas con la ayuda de unas tijeras y enrollamos. Dejamos reposar media hora en una bandeja tapados. Precalentamos el horno y una vez pasada la media hora horneamos (preferiblemente sin aire) a 220 hasta que estén dorados. Espolvorear harina antes de hornear o pincelar con leche.

Calaveritas de azúcar

Ingredientes:
2 tazas de azúcar glass
1 cucharada de miel de raíz clara
1 clara de huevo
½ cucharadita de esencia de vainilla
1/3 de taza de maicena

Colorantes artificiales de diferentes colores

Preparación:
> Cernir el azúcar glass y agregar la clara, la miel y la vainilla

> Amasar la mezcla hasta formar una bola. Espolvorear maicena con un rodillo hasta alisar.
> Con la ayuda de un molde de plástico forre la masa y haga las calaveritas. De no contar con molde, se puede moldear como si se tratase de plastilina.

> Espere hasta que se enfríe la mezcla y corte separando en dos la cara de la calavera y péguelas con un poco de azúcar glass y clara de huevo.

> Finalmente, con el colorante, pinte los ojos, boca y ponga un nombre en la frente. La calaverita también puede adornarse con lentejuelas.

> Estas calaveritas son elaboradas de dulce de azúcar y tienen forma de cráneos con líneas decorativas de múltiples colores, en ocasiones llevan el nombre de la persona a quien se hace el altar. Son un elemento emblemático y tradicional de estas fechas.