Foto: Especial
Todo comenzó cuando Laeli Atik, de 27 años, utilizó su perfil de Tinder para conocer a Rinaldi Harley, de 32 años. Después de conversar quedaron en tener una cita. Así se encontraron en el departamento de Laeli, de donde Rinaldi no saldría vivo

INDONESIA.- Autoridades atraparon a una pareja de esposos en Yakarta, Indonesia, quienes enfrentan a la ley por asesinar de manera despiadada a un hombre al cual la mujer, en complicidad con su marido, había atraído por Tinder, para matarlo y robarle; los acusados lo golpearon en la cabeza, lo apuñalaron hasta morir y después lo desmembraron.

Todo comenzó cuando Laeli Atik Supriyatin, de 27 años, utilizó su perfil de Tinder para conocer a Rinaldi Harley, de 32 años. Después de conversar un par de veces quedaron en tener una cita. Así pues, el pasado 9 de septiembre se encontraron en el departamento de Laeli, de donde Rinaldi no saldría vivo.

Laeli Atik Supriyatin. Foto: Especial

Cuando Laeli y la víctima estaban teniendo relaciones sexuales, el esposo de la mujer, Djumadil Al Fajri, de 26 años, quien estaba escondido en el baño, salió y golpeó al hombre en la cabeza con un ladrillo en 3 ocasiones, para después dar al menos 7 puñaladas que le causaron la muerte.

Djumadil Al Fajri. Foto: Especial

Posteriormente, la pareja no sabía qué hacer con el cadáver y decidieron descuartizarlo en 11 partes con un machete y una sierra, para luego meterlo en bolsas que ocultaron en maletas, mismas que abandonaron en un departamento.

Rinaldi Harley. Foto: Especial

Días después, los olores fétidos llamaron la atención de vecinos quienes llamaron a la policía y realizaron el macabro hallazgo del cuerpo.

De acuerdo a lo que los acusados declararon a las autoridades, se encontraban pasando por un mal momento económico y querían quedarse con el dinero de la víctima, por lo que antes de matarlo Laeli averiguó el código de acceso a la cuenta bancaria de Rinaldi, de la cual gastó con su pareja 6 mil 557 dólares, con lo que rentaron un departamento, compraron joyas, computadoras, una moto y un reloj.

Laeli Atik Supriyatin usó su cuerpo como carnada. Foto: Especial

Finalmente, esta pareja asesina ahora enfrenta cargos por homicidio premeditado y podrían condenarlos con la pena de muerte.