Patrick Mahomes es uno de los mariscales de campo más completos en la historia de la NFL/ AP
El exjugador de los Cowboys considera que los Chiefs tienen un gran mariscal de campo

Cuando se trata de juzgar a los mejores quarterbacks, todos parecen tener al menos una deficiencia.

Algunos pasadores se han destacado en la bolsa de protección, como Tom Brady y Peyton Manning, pero no son adeptos a eludir a los defensivos. Otros han sido certeros, como Drew Brees o Joe Montana, pero les falta fuerza en el brazo. Hubo también mariscales de campo con brazos fuertes como John Elway o Brett Favre, quienes no siempre fueron los más precisos.

Eso hace especial a Patrick Mahomes. No hay nada en lo que no sea de élite.

Para Tony Romo (izquierda) Mahomes es un QB de élite.

“Mahomes llena todas las casillas. Es difícil describir lo especial que es”, afirmó el analista para CBS, Tony Romo, ex quarterback de los Dallas Cowboys. “No se me ocurre nadie en la historia a quien recuerdes con todo eso. Todos tienen un punto débil”.

La fuerza en el brazo de Mahomes compite con la de cualquiera. Tiene también habilidad para escaparse por tierra, precisión y capacidad de tomar decisiones para evitar errores, capacidad para actuar bajo presión y el liderazgo que ayudó a que los Kansas City Chiefs alcanzaran su segundo Super Bowl consecutivo.

En su corto tiempo como quarterback titular, Mahomes acumula quizá los mejores tres años que se han visto jamás. Incluyendo la postemporada. Ha lanzado para 15,922 yardas y 131 pases de touchdown y fue elegido por The Associated Press como el Jugador Más Valioso en el 2018.

Se le nombró también el JMV del Super Bowl la temporada pasada y buscará otro título el domingo ante los Tampa Bay Buccaneers.

De ganar, el quarterback de 25 años se convertiría en el más joven en conquistar dos Super Bowls, alcanzando la marca con un año menos que Brady y Ben Roethlisberger.

“No creo que haya una jugada que no crea que puede realizar”, admitió Brady.

Mahomes ha llegado a este punto sobresaliendo en cada aspecto del juego. Pero hay ciertas áreas en las que destaca más que en otras, de acuerdo con información de SportRadar.

Los Bucs son uno de los equipos que más presionan a las ofensivas. Asignan hombres adicionales a esa misión en más del 40 por ciento de las jugadas de pase, para colocarse en la quinta posición de la liga.

Esa estrategia no ha funcionado normalmente frente a Mahomes, que tiene 14 pases de touchdown y ninguna intercepción al ser asediado en la temporada regular y playoffs.

Tampa Bay cortó a más de la mitad la presión de carga en su primer enfrentamiento con los Chiefs, cuando Mahomes tuvo 462 yardas y tres touchdowns. Dos de esas anotaciones ocurrieron en nueve intentos de pase mientras eran asediados, pero Mahomes completó 31 de 40 para 373 yardas y una anotación al ser atacado de manera convencional.

Mahomes fue el único quarterback que no lanzó ninguna intercepción al estar bajo presión.

También hace jugadas con las piernas. Lidera la liga en jugadas por tierra con siete primeros intentos cuando se necesitan al menos 7 yardas en tercer down.

Mahomes y los Chiefs pueden destruir cualquier defensa en cualquier ruta de pases.