Foto: Especial
Redujo 4.45% el precio en el último cuatrimestre del año, dice la Cofece. Desde la reforma energética el número de gasolineras creció a una tasa anual de 2.5 por ciento, destaca

Los descuentos que Petróleos Mexicanos (Pemex) aplica a las empresas que le compran gasolina y que aumentan entre más volumen y más años duren los contratos, podrían haber superado su tope de ganancias, ocasionándole fuertes pérdidas, advirtió la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Las reglas permiten que Pemex Transformación Industrial pueda vender con pérdidas, por encima de su tope de ganancia de 500 pesos por metro cúbico, indicó Alejandra Palacios, presidenta del organismo regulador, al presentar la actualización del estudio Transición hacia mercados competidos de energía: gasolinas y diésel, donde se hacen recomendaciones al gobierno federal para eliminar obstáculos a la competencia que persisten en el sector y garantizar el abasto eficiente de dichos combustibles a los precios más bajos posibles.

La funcionaria reveló que de septiembre a diciembre de 2018 se incrementó en 70 por ciento (80 centavos) la diferencia entre el precio promedio en el que Pemex vende el combustible a las gasolineras y el precio en que éstas lo dan a los consumidores.

Alejandra Palacios, titular de la Cofece. Foto: Especial

El primero de septiembre Pemex vendió el litro de gasolina a 17.97 pesos y para el 22 de diciembre los bajó a 17.17 pesos, una reducción de 4.45 por ciento durante el último cuatrimestre del año. En cambio, en ese lapso, las gasolineras mentuvieron el precio de 19.10 pesos por litro, en promedio, por lo que la diferencia respecto de lo que pagaron a Pemex pasó de 1.13 a 1.93 pesos por litro, es decir un margen adicional de ganancia de 80 centavos, demasiado elevado en relación con otros países, según la comisión.

Alejandra Palacios ponderó que la Cofece coincide con las preocupaciones expresadas por el presidente Andrés Manuel López Obrador sobre problemas en el mercado de la gasolina, como el que empresas privadas que tienen permisos para importarla no lo han hecho, que no se haya invertido en infraestructura para almacenarla y transportarla, o bien que no ha bajado su precio al público, aunque Pemex la venda más barata y se redujo el precio mundial del petróleo.

El documento de la Cofece, dijo, pretende aportar información al respecto, a tres años de que entró en vigor la reforma energética, la cual no funcionó, según sostiene el presidente López Obrador.

No funcionó porque no se puso en marcha correctamente ni con la fuerza y rapidez con la debió haberse hecho y por esos siguen los problemas que describimos en el documento... Tres años después de la apertura energética no se ha materializado la infraestructura ni las inversiones comprometidas y 95 por ciento del mercado mayorista de combustible existe en función de Pemex, aseveró la presidenta de la Cofece.

Pemex mantiene prácticamente una presencia absoluta en el mercado y eso inhibe la participación de nuevos competidores, así como inversiones en infraestructura de almacenamiento y transporte, ya que aunque existen 75 marcas distintas que venden gasolina, 94 por ciento se abastece con la empresa productiva del Estado.

El sector requiere inversión privada porque la pública no basta y la función de la Cofece es promover la libre competencia. La pregunta es si el gobierno del presidente López Obrador quiere la participación de privados para apuntalar a Pemex... o para competir con ella, puntualizó.