El insomnio es uno de los principales factores de riesgo para que las personas que lo padecen desarrollen algún trastorno mental como la depresión o ansiedad. Foto: Nobbot
Si padeces de insomnio tomo en cuenta que este padecimiento es un factor de riesgo para que desarrolles algún trastorno mental como la depresión o ansiedad.

El insomnio es uno de los principales factores de riesgo para que las personas que lo padecen desarrollen algún trastorno mental como la depresión o ansiedad, explicó una especialista en México.

Maritza Sandoval Rincón, psiquiatra especialista en medicina del dormir, adscrita a la unidad de trastornos del movimiento y sueño del Hospital General Ajusco Medio de la Ciudad de México, dijo a Efe que el insomnio y los trastornos mentales tienen una correlación.

Explicó que una persona que padece de insomnio es 2.5 veces más propenso a tener depresión. Mientras que alguien diagnosticado con ansiedad es 3.5 veces más proclive al insomnio.

Esto se debe a que durante el sueño se realizan diversos procesos metabólicos, de fijación de memoria, inmunológicos, así como de secreción de hormonas y cuando no se lleva a cabo por completo hay un desajuste en las hormonas y el sistema nervioso.

La especialista agregó que además de trastornos mentales, el insomnio y las pocas horas de sueño favorecen a la aparición de enfermedades reumatológicas como la artritis reumatoide o la fibromialgia.

Destacó que se realizaron diversos estudios y protocolos de investigación que vinculan los trastornos de sueño con la diabetes.

"Se encontró que un 20 % de las personas que no están durmiendo bien tienen más riesgo de presentar enfermedades metabólicas como la diabetes", apuntó.

En México existen 40 millones de personas que sufren algún trastorno de sueño y, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2016, la prevalencia de insomnio en el país es de 18.5 %, lo que representa más del doble de los pacientes con diabetes.

A pesar de la gran incidencia, solo 5 % de los afectados buscan ayuda y acceden a tener un tratamiento farmacológico ya que muchas veces las personas minimizan las implicaciones en la salud que tiene el no dormir bien, subrayó la especialista.

Sandoval Rincón hizo énfasis en la detección del insomnio, detalló que para que se considere como tal debe haber dificultad para conciliar el sueño, despertares prematuros, sueño poco conciliador, así como malestar diurno.

Recomendó acudir con un especialista ya que los daños a la salud que pueden tener los pacientes con insomnio son además estrés, obesidad, infartos, muerte prematura, accidentes tanto automovilísticos como laborales e incluso cáncer.