Foto: Internet
La cantantte fue captada en una tienda de conveniencia en California

Como recordarán, antes de que estallara el tema del coronavirus y la pandemia en la que se convirtió, Katy Perry dio la noticia de su embarazo en su nuevo video musical, justo meses antes de que ella y el actor Orlando Bloom contrajeran matrimonio.

Pues al parecer la contingencia por el virus no es impedimento para que la cantante estadounidense salga a la calle para hacer su vida normal presumiendo su panza de embarazo de siete meses.

 

 

Foto: Internet

Y es que recientemente la estrella fue captada en una tienda de conveniencia dentro de una gasolinera en California a la que acudió sin su novio.

Aunque Katy quiso pasar desapercibida usando leggins, sudadera con la capucha puesta y lentes de sol, la artista fue identificada por los paparazzis.

 

Foto: Internet

De acuerdo con la agencia Grosbyla intérprete de Roar tuvo que hacer cinco minutos en una fila para pagar sus productos. A su salida platicó unos momentos con un grupo de chicos que estaban afuera del local comiendo papas y arreglando una bicicleta.

Hasta donde se sabe, sus planes de boda con Orlando Bloom siguen en pie. De hecho sr cree que el plan de casarse en verano podría no llevarse a cabo debido a la pandemia que azota todo el planeta, así que la pareja está viendo en qué otro momento, quizá a fines de año, puedan por fin convertirse en marido y mujer.


Con información de Quién.