Foto: Especial
El peso mexicano opera con ganancias contra el dólar por quinta jornada consecutiva

La divisa local se aprecia en un escenario de mayor estabilidad, por avances en los diálogos entre China y Estados Unidos, pero aún con la incertidumbre de un acuerdo parcial y con los aranceles fechados para diciembre. El cruce se mantiene por debajo de su cierre de ayer, que es su mejor registo desde el 1 de agosto. Fortaleza de la divisa es temporal, dicen analistas.

El peso mexicano opera con ganancias contra el dólar por quinta jornada consecutiva. La divisa local se aprecia en un escenario de mayor estabilidad, por avances en los diálogos entre China y Estados Unidos, pero aún con la incertidumbre de un acuerdo por fases que mantiene en puerta aranceles fechados para diciembre.

El tipo de cambio se ubica en 19.2499 unidades, ligeramente abajo de su cierre de ayer en 19.2670 unidades, con datos del Banco de México (Banxico). Sin cifras relevantes por publicarse hoy, el par continúa su camino con una variación de 0.08 por ciento. El avance se ve limitado por pronósticos sobre la economía local.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) de México crecerá 0.4% en 2019 y 1.3% en 2020. La institución recortó respectivamente 0.5 y 0.6 puntos porcentuales para los dos años con relación a su último informe de julio. Antes del dato, el par tocó un nivel de 19.2233 unidades.

Siguiente resistencia o rebote

El cruce se mantiene por debajo de su cierre de ayer, que es su mejor registo desde el 1 de agosto. De acuerdo con César Valencia, analista de Alpari, el nivel de 19.25 unidades es una resistencia que el peso busca romper y de conseguirlo puede continuar en busca del nivel de 19 unidades, siguiente resistencia y último cierre de julio.

La otra posibilidad, de acuerdo con Valencia, es que al no conseguir estabilidad, el par rebote por encima de 19.70 pesos por dólar. En un reporte, analistas de CI Banco coincidieron con esta posibilidad: "Consideramos que esta fortaleza [del peso] es temporal, por lo que en los próximos días la moneda podría volver a presionarse".

"Las diferencias entre las posturas permanecen intactas. La inmunidad del peso a la falta de avances en la guerra comercial no durará si no hay noticias concretas de avancenes entre Estados Unidos y China. Eso también ocasionaría que el apetito de riesgo desaparezca" escribió en un reporte Alfonso Esparza, analista de OANDA.