Foto: Vanguardia/Archivo
Al participar en el Foro Regional de Sustentabilidad Geohidrológica del Sur-Oriente de la Cuenca del Valle de México, efectuada en el Palacio Legislativo de San Lázaro, puntualizaron que debido a lo anterior las delegaciones Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan, Iztapalapa y Milpa Alta son las más afectadas.

Ciudad de México.- Diputados federales y académicos manifestaron su preocupación por la crisis de desabasto de agua que ocurre en la zona sur-oriente del Valle de México, que es un problema derivado de la sobreexplotación de la cuenca que nutre del líquido a esa región y del crecimiento desmedido de la mancha urbana.

Al participar en el Foro Regional de Sustentabilidad Geohidrológica del Sur-Oriente de la Cuenca del Valle de México, efectuada en el Palacio Legislativo de San Lázaro, puntualizaron que debido a lo anterior las delegaciones Xochimilco, Tláhuac, Tlalpan, Iztapalapa y Milpa Alta son las más afectadas.

En ese punto precisaron que para responder a la demanda de agua, recurren a pipas para repartir el líquido en algunas de sus colonias que en ocasiones son “secuestradas” por la urgencia de la población por satisfacer sus necesidades alimenticias e higiénicas.

Los legisladores pidieron tomar cartas en el asunto, ya que “el daño a los recursos naturales se revertirá a la población e impactará a las generaciones futuras”.

En un comunicado, la coordinadora de la bancada de Morena, Rocío Nahle García, consideró que la sobreexplotación de los recursos acuíferos en la región hace indispensable crear un programa para regularlos adecuadamente, pues son millones de personas las que se ven afectadas.

“El agua es el tema más importante para los seres humanos, sin embargo, en el país que tiene tantas riquezas naturales y cuencas hidrológicas no tenemos una cultura o educación de ahorro y buen aprovechamiento del líquido”, enfatizó.

En tanto que la diputada Irma Rebeca López López explicó que los habitantes de las delegaciones mencionadas, además de recibir agua por tandeo, pagan cantidades muy altas por su suministro, problemática que deben atender urgentemente las autoridades locales y del gobierno de la Ciudad de México.

En su oportunidad, José Joel Carrillo Rivera, académico del Instituto de Geografía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), refirió que el agua no se administra correctamente debido a que los acuíferos no están bien delimitados.

Consideró necesario definir con claridad la situación de las cuencas y no sólo decir que “se está acabando el agua”, cuando sólo se utiliza uno por ciento del líquido subterráneo.

En tanto, Mario Herrera Moro Castillo, del Colegio de Ingenieros Geólogos, manifestó que las autoridades federales, estatales y municipales se deben coordinar para atender el tema del agua y crear una operación eficiente.

Rafael Huizar Álvarez, académico del Instituto de Geología de la UNAM, refirió que debe cambiar la forma en la que se mide el agua, ya que “actualmente se tienen parámetros con datos que se desconocen”.

Marco Cancino, director general de Inteligencia Pública, indicó que es responsabilidad del Estado garantizar el acceso al agua.

“La cuestión es materializar el derecho al líquido. Se necesita rediseñar y definir políticas públicas, pero también recursos para implementar acciones para garantizar el acceso”, puntualizó.