Despedida. Hermanados por el sufrimiento las familias LeBaron y Langford lloran durante el sepelio de los masacrados | Foto: Cuartoscuro
Firmeza pidió a todos los asistentes al funeral el padre y abuelo de los niños masacrados

LA MORITA, SON.- Desde hace más de una década, la comunidad LeBaron ha enfrentado la pérdida violenta de sus miembros, desde entonces, la resiliencia ha sido su única alternativa. 

Este jueves asistieron a dos funerales en los que estuvieron presentes más de 700 personas llegadas de varias partes de México y Estados Unidos, incluyendo a vecinos de Bavispe, San Miguelito y hasta la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, quien arribó en helicóptero.

En un jardín cuidado con detalle y rodeado de granados, los parientes más cercanos evocaron los recuerdos más divertidos de Downa y sus hijos, incluso provocando la risa de los presentes, aunque al final de cada participación fueran inevitables las lágrimas. En una plegaria de dolor y agradecimiento, el esposo de Downa dio gracias por sus hijos que sobrevivieron y despidió a sus seres amados: “Guardaremos sus recuerdos en nuestra mente y en nuestro corazón”, finalizó para después abrazar a sus hijos y contemplar la partida de los tres ataúdes que eran llevados al panteón en vehículos con placas de Chihuahua y Texas. 

Una pequeña en muletas con una herida en la pierna derecha, y otra menor con una venda en  el brazo, dos de las sobrevivientes de la masacre, subieron a los vehículos para acompañar a su madre y hermanos a su última morada. Minutos más tarde inició el funeral de Rhonita y sus cuatro niños, quienes murieron acribillados y calcinados.

Al frente del jardín colocaron tres ataúdes, Rhonita y sus gemelos de ocho meses quedaron en la misma caja; las otras dos  eran ocupadas por los niños más grandes. 

“Amigos, hermanos y parientes, su presencia hoy aquí es muy significativa, quiero pedirles, en nombre de Rhonita, que quedemos firmes ante esta tragedia”, dijo Adrián LeBaron, padre y abuelo de las víctimas, quien también llamó a los presentes a ayudar a buscar respuestas de lo ocurrido: “Encuentren las respuestas a esta tragedia por el bien de estos niños”.