Encuentro. Líderes en distintos sectores de la sociedad participaron en este foro organizado por la Canacintra de la localidad. | Foto: Marco Medina
Expertas analizan la importancia de las féminas en el mundo empresarial; coinciden: generan mayor valor

Con el Primer Foro “El Impacto de la mujer en la Sociedad y la Industria” fue como arrancaron las actividades del Evento XX Enlaces Productivos e Innovación Tecnológica Canacintra 2019.

Las ponentes fueron la directora del Instituto Coahuilense de la Mujer, Katy Salinas, la Fundadora y Directora de QVOZ Estrategia Publicitaria, Marissa de la Rosa, la CEO de HACSYS 4.0 Technological Solutions, Gladiomar Hernández, la directora del Instituto Tecnológico de Saltillo, Gloria Ruiz, y la presidenta de la Fundación Canacintra, Lilia Ramírez.

En su presentación, Katy Salinas destacó que la desigualdad se ve todavía en el campo empresarial, no hay una igualdad salarial por el mismo trabajo, horas y esfuerzo, sin embargo, un estudio de ONU Mujeres dice que las mujeres en el sector empresarial es un buen negocio.

Ese estudio que se hizo a nivel mundial sobre el impacto que tienen las empresas con mujeres incorporadas en cargos directivos, permite que la economía de los países crecen, crece el PIB de un país y las mujeres en puestos directivos son más rentables, hacen crecer hasta 26% a estas empresas.

Marissa de la Rosa dijo a las mujeres ¿Qué cuento quieres contar? ¿Qué historia quieres escribir?, asimismo las conminó a sentirse parte de la empresa, familia y comunidad, ser excelentes, aprender y enseñar, además de cuestionar todo.

A su vez, Gladiomar Hernández dijo “no se sientan mal cuando les digan que están locas porque son innovadoras, son transformadoras y esa transformación la necesitamos poner en cada una de las industrias en las que estamos, no porque seamos mujer, sino porque necesitan nuestra mente, cuando sumamos, exponenciamos ingresos”.

Por su parte, Gloria Ruiz dijo que le posicionamiento y valoración del papel  de la mujer en el ámbito educativo, va más allá de una teoría, son hechos documentados en muchos países, incluyendo a México.

“El reto no es una cuestión feminista porque no le corresponde solo a las mujeres, el reto es social y va más allá de reglamentar o de escribir en letras de oro la equidad”.