Andrés Manuel López Obrador, presidente de México / Foto: Archivo
Había la inocencia de pensar que no existían riesgos, dijo

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que la advertencia que hicieron elementos de la Sedena y la Policía Federal a la población de Tlahuelilpan, Hidalgo, para que se alejaran de la toma de clandestina de un ducto de Pemex fue conforme a los protocolos de seguridad, no obstante, reconoció que éstos se podrían mejorar.

"Sí, se va a tomar en cuenta, pero eso que hicieron es lo que está en el protocolo: Llamar a la gente a que no se acerque, no lo haga", dijo el mandatario en Palacio Nacional durante una conferencia de prensa donde se informó el parte tras la explosión del ducto el pasado viernes.

López Obrador dijo que la población actuó con "inocencia" porque pensaron que no habría riesgos al acercarse a la toma clandestina, porque es una práctica cotidiana.

"Miren, había la inocencia de pensar que no existían riesgos. Como se daba con frecuencia, les comentaba, hay casos en donde al momento de ir a extraer el combustible se hacían zanjas, se abría la válvula y se llenaban las zanjas para recoger ahí el combustible.

Foto: Tomada de Internet

"Imagínense lo que es el manejo de gasolina, de diésel, de estos combustibles, pero no había una conciencia del riesgo que esto implicaba. Vamos a estar informando".

Aseguró que en su gira de trabajo que realizará el próximo martes y jueves por el Estado de México, Hidalgo y Puebla, en zonas "huachicoleras", además de los programas sociales y apoyos que entregará, habrá un programa de orientación a la gente, no sólo para que no lleven a cabo estas prácticas, sino de los riesgos y peligro que esto implica.

El presidente reiteró su defensa al Ejército y al operativo que realizaron una vez que se tuvo conocimiento de la toma clandestina.

"En el caso de los militares y de la policía preventiva, existen estos protocolos, repito, actuaron bien. Pero no vamos a dejar de revisarlos y de mejorarlos, de perfeccionarlos. Lo que no quiero es que se vaya a pensar que se actuó mal, porque nuestros adversarios quisieran aprovecharse de las circunstancias".

Señaló que una vez que se detectó la toma clandestina la válvula fue cerrada, pero en el tubo 10 mil barriles de combustible, a pesar del cierre, por eso duró tanto el incendio.

No obstante, dijo que "toda eso será investigado por la Fiscalía General porque es parte de la indagatoria del caso para saber ¿a qué hora se cerró la válvula? ¿quién dio el aviso? ¿sí se actuó en tiempo? Todo es investigar todo, no descartar ninguna hipótesis y decir la verdad", destacó.