Foto: Especial / La imagen fue tomada en el lugar.
Equipo de Vanguardia fue impedido de ingresar a la sala donde se llevaría a cabo la audiencia de imputación de Rogelio “N”, presunto multihomicida, a partir de una regla inexistente según la cual estaría prohibido introducir libretas y plumas a dichas instalaciones

Saltillo, Coah.- A un lado del arco detector de metales por el que debe pasarse para ingresar a las salas del Centro de Justicia Penal de Saltillo se lee: “prohibida la entrada con: bolsos, cigarros, comida y bebida, llaves, celulares ni equipos de cómputo, cámaras fotográficas o de video, armas de fuego/objetos punzocortantes, lentes de sol, gorras”.

El anuncio también advierte que está prohibido “formar grupos”, es decir, portar “camisetas representativas de grupos sociales o políticos”. En el listado de los objetos, conductas y actitudes prohibidas no figuran las plumas o lápices, ni las libretas.

Foto: Especial

Sin embargo, para los funcionarios del Poder Judicial de Coahuila, responsables de la administración y custodia del inmueble, no hace falta que la prohibición exista para aplicar la regla. O al menos así es para Ayari Vázquez Rodríguez, quien dijo ser la administradora del edificio.

A la solicitud de un equipo de VANGUARDIAMX, que acudió a cubrir la audiencia de imputación de Rogelio “N”, detenido como presunto responsable del multihomicidio ocurrido en la colonia Latinoamericana, en Saltillo, la funcionaria aseguró que existe un impedimento legal para que los periodistas ingresen a las salas con libretas y plumas.

Pese a que se le requirió reiteradamente que pudiera exhibir el fundamento legal invocado, la funcionaria se limitó a decir que éste existe y, a partir de tal posición impidió el acceso del equipo de este rotativo a la sala en la cual se llevó a cabo la audiencia.

Los objetos que los representantes de esta casa editora pretendieron ingresar a la sala fueron sus libretas y plumas para tomar notas, así como un block de hojas y lápices para realizar dibujos. Ninguna de esas actividades -tomar notas y hacer dibujos- está prohibida por el Código Nacional de Procedimientos Penales, norma única que rige el desarrollo de todas las audiencias de los procesos penales en el país.