Castigo. El ataque a El Punto Vivo Bar, causa de la sentencia. Fotos: Especial
En el ataque murieron cuatro personas y 27 resultaron heridas

MONTERREY, NL.- Luego de que se desahogaran las diligencias correspondientes, el Ministerio Público Federal obtuvo sentencia condenatoria de 392 años de prisión contra un hombre por los delitos de homicidio calificado en agravio de cuatro víctimas; homicidio calificado en grado de tentativa en agravio de 27 víctimas; portación de arma de fuego y posesión de cartuchos de uso restringido.

Se trata de Juan Manuel Cavazos Lira, alias “El Meme” o “El Chemo”, quien participó en el ataque con granadas al centro nocturno “El Punto Vivo Bar”, en San Nicolás de los Garza, Nuevo León, el 15 de marzo de 2006, donde murieron cuatro personas y 27 resultaron lesionadas.

Al momento del ataque, Cavazos Lira tenía aproximadamente tres meses de haber sido relevado del cargo de comandante de la Policía Municipal de Nuevo Laredo, Tamaulipas, por no haber aprobado los exámenes de control de confianza, por posiblemente ayudar a la organización criminal identificada como la “Mexican Mafia”.

Cavazos Lira fue detenido en julio de 2006 en el Puente Internacional número 2, en Nuevo Laredo, después de que a través de investigaciones efectuadas por la entonces Agencia Federal de Investigación se tuvo conocimiento de que se encontraba en Laredo, Texas, de manera ilegal, por lo que se solicitó al Servicio de Aduanas de los Estados Unidos de América, su deportación.

Después de ser trasladado a la Ciudad de México, donde cumplió un arraigo de 90 días, otorgado por el Juez Décimo Tercero de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales, la SEIDO lo consignó ante el Juez Quinto de Distrito en Materia de Procesos Penales Federales en el Estado de México.

DAN 55 AÑOS A ‘LA TUTA’

El hombre de 49 años de edad fue detenido el 27 de febrero de 2015, en Morelia, Michoacán, sin que se registrara un solo disparo y desde entonces permanece recluido en el penal del Altiplano, acusado de delincuencia organizada y ahora también se le suma la sentencia por secuestro.

En 2015, a “La Tuta” se le dictó auto de formal prisión por los delitos de delincuencia organizada y delitos contra la salud “en la modalidad de colaborar al fomento para posibilitar el tráfico de cocaína y marihuana”. Ese mismo año, el delincuente fue notificado sobre un nuevo auto de formal prisión por el delito de secuestro.

Esta sería la primera sentencia en su contra, por lo que se seguirán acumulando otras, con lo que el ex líder criminal pasará el resto de sus días en prisión.

La sentencia corresponde a una de las 17 averiguaciones previas y 10 actas circunstanciadas en las que está relacionado el capo michoacano por delitos como secuestro, extorsión, delincuencia organizada, lavado de dinero y narcotráfico, entre otros.

En tanto, el año pasado Ana Patiño López, esposa del ex líder criminal de Los Caballeros Templarios, fue sentenciada a tres años y seis meses de prisión, por su responsabilidad en el delito de cohecho.

Mientras que en 2015 Servando Gómez Patiño, alias El Pelón, hijo de Servando Gómez Martínez, fue sentenciado a 27 años, ocho meses y tres días de prisión, como responsable de los delitos de delincuencia organizada y portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.

ENTÉRESE

Los hechos fueron consignados en la demanda penal número AP/PGRMOR/357/2016-IX presentada por el regidor Ramón Linares ante la PGR en contra de José Manuel Sanz.

Con información de Agencias.

Sentencia. Recibe “La Tuta” su primera condena.