Paquetes con cocaína incautada por la policía portuguesa en una base de la Armada portuguesa en Almada, en las afueras de Lisboa. Foto: AP
Medios sociales, la red oscura y el cifrado de datos ayudan a particulares y pequeñas bandas criminales a vender drogas sin ser detectados, según un reporte del Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Adicción a las Drogas.

La cocaína es cada vez más fácil de conseguir en la Unión Europea, según advirtió la agencia comunitaria que monitorea el consumo de drogas ilegales.

Medios sociales, la red oscura y el cifrado de datos ayudan a particulares y pequeñas bandas criminales a vender drogas sin ser detectados, según un reporte del Centro Europeo de Monitoreo de Drogas y Adicción a las Drogas.

Las autoridades identificaron “centralitas telefónicas” para comprar cocaína, que utilizan repartidores para mantener redes rápidas y flexibles de distribución, señaló la agencia.

Paquetes con cocaína incautada por la policía portuguesa en una base de la Armada portuguesa en Almada, en las afueras de Lisboa. Foto: AP

Las fuerzas de seguridad están combatiendo la tendencia y las incautaciones de cocaína en Europa han batido récords. En 2017, el último año completo con datos disponibles, las autoridades confiscaron más de 140 toneladas de cocaína, casi el doble que el año anterior.

Pese al auge de la cocaína, el cannabis sigue siendo la droga ilegal más extendida en Europa.