Senador Armando Guadiana Tijerina. Especial
El senador entregó un documento técnico a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la controversia constitucional entre la política de confiabilidad del sistema eléctrico dictado por la Secretaría de Energía y las generadoras de energías renovables, como la eólica y fotovoltaica

El senador Armando Guadiana Tijerina entregó un documento técnico a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre la controversia constitucional entre la política de confiabilidad del sistema eléctrico dictado por la Secretaría de Energía y las generadoras de energías renovables, como la eólica y fotovoltaica.

La “amicus curiae” (una intervención u opinión de terceros ajenos a un litigio, para que resuelva de la mejor manera) fue dirigida a los ministros y en ella Guadiana Tijerina explicó las razones por la cual la energía debe manejarse como un sector estratégico de interés para la nación que no debe depender del libre mercado.

La controversia surgió cuando el 15 de mayo de este año se publicó en el Diario Oficial de la Federación un nuevo acuerdo para la planeación y operación del Sistema Eléctrico Nacional, que abrogó el acuerdo del 2017, es decir, la reforma energética durante la administración de Enrique Peña Nieto.

En el documento se detallaron razones técnicas por las cuales el sector energético debe obedecer a la planeación estratégico y criticó el negocio que las empresas particulares hacen con las energías renovables a partir del aire y el sol.

Entre los argumentos expuestos por el también presidente de la Comisión de Energía del Senado de la República estuvieron:

La energía se generaba con base en un margen de reserva que impedía que sobrara producción de electricidad (y mantenía un margen de seguridad en caso de que algunas centrales fallaran) , pero con la reforma energética la producción de energías renovables con base en metas está sobredimensionando la capacidad en tiempo real.

“En otros países de Europa, como Alemania y España, ha habido problemas por el exceso de generación de energía renovables, hasta dos y tres veces la que consumen un día, y tienen que ofrecerla, venderla o regalarla a países vecinos”, detalló el funcionario en un video que publicó en sus redes sociales.

Criticó además que las centrales eólicas y fotovoltaicas son intermitentes, es decir, pueden generar más o menos energía dependiendo de las condiciones climáticas.

Además estas no se han situado de acuerdo con las necesidades de una región, sino con base en intereses particulares que aprovechan recursos naturales.

Otro de las razones fueron el impacto ambiental y social que tiene la instalación de estos parques de energías renovables, pues la reforma energética no obligaba a los particulares reparar y tomar en cuenta los problemas ecológicos por deforestación o la imposición de proyectos en comunidades.