Foto: Vanguardia/Armando Ríos
Los vestigios del Yehuecauhceratops Mudei fueron encontrados a inicios del 2007, en el ejido de La Salada de Ocampo, Coahuila

Yehuecauhceratops Mudei, es el nombre de la nueva especie descubierta por paleontólogos del Museo del Desierto después de una investigación de más de diez años en la que participaron especialistas alemanes y mexicanos en un equipo conformado por 40 personas.

Los primeros vestigios fueron encontrados  a inicios del 2007, en el ejido de La Salada, con cabecera en Ocampo, Coahuila, con los cuales se ha compuesto ya el 60% del cuerpo. 

Héctor Rivera, jefe del departamento de Paleontología del Museo del Desierto, aseguró que durante el hallazgo, el equipo de investigadores se pudo percatar de que los fósiles no eran parecidos a los de ninguna otra especie, y mientras la investigación se desarrolló en 4 etapas, llegaron a la conclusión de que el dinosaurio data de hace 73 millones de años pertenecía a una especie totalmente nueva.

Foto: Vanguardia/Armando Ríos

Este sería el cuarto hallazgo de una especie nueva por el Museo del Desierto, y se invirtieron solamente 85 mil pesos durante el último año, mientras que el resto de los años de la investigación, el proyecto recibió la módica cantidad de 20 mil pesos invertidos en los campamentos.

El primer vestigio encontrado fue el hueso "Escamoso", que pertenece a la especie de Ceratopsidos, y fue bautizado como Yehuecauhceratops por los términos (Yehuecauh); antiguo y (Ceratops); cara con cuernos. El segundo nombre, Mudei, fue nombrado en honor al Museo del Desierto (MUDE).

La réplica podrá ser vista por el público a partir de la próxima semana en el Museo del Desierto.