Foto: Especial
Para enfrentar la emergencia sanitaria por el coronavirus y fortalecer la economía nacional, el partido propuso un decálogo

MÉXICO.- El dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, propuso un decálogo para fortalecer la economía nacional y enfrentar la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Entre las acciones, que supuestamente fueron “evaluadas por un grupo de expertos”, se propone declarar inmediatamente una cuarentena rigurosa a nivel nacional, eliminar el IVA durante abril y mayo, mientras que el gobierno federal deberá pagar un complemento de salario a los trabajadores que han sido afectados por los recortes ante la emergencia.

Además, el PRI propone que tanto hoteles como servicios de taxi y de transporte privado por aplicación (Uber, DiDi, etcétera), estén a disposición del sistema de salud, ya sea para traslado y aislamiento de personas contagiadas, siendo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) el que pague por dichos servicios.

También se menciona aumentar el número de pruebas de detección del covid-19, según los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por otra parte se pide que la administración lopezobradorista se apoye de la infraestructura de hospitales, clínicas y laboratorios privados, para facilitar a la población el acceso a las pruebas, además de que la Cámara de Diputados aprueba una partida extraordinaria de recursos para dar insumos médicos al sistema público de salud, como guantes, cubrebocas, gel antibacterial, alcohol, jeringas, gasas y medicamentos.

Paralelamente se propone un aumento del 30 por ciento al salario de todo el personal médico durante abril y mayo, y que la Secretaría de Salud active guardias de 24 horas en todos los Centros de Salud para brindar atención primaria especialmente en zonas rurales.

El PRI también menciona en su plan de acción disponer de bancos de alimentos en los 32 estados del país, con lo que se permitiría garantizar la seguridad alimentaria de los mexicanos en situación de vulnerabilidad.

Además, pide cancelar de inmediato, por un mes, el ingreso de vuelos internacionales a los aeropuertos de México, procedentes de países con mayor número de contagios.

Finalmente, se propone posponer el pago de servicios básicos como agua y luz, además de autorizar líneas de crédito sin interés para productores de alimentos e insumos de higiene, limpieza y médicos.

Con esto, afirmó el dirigente priista, “México se colocaría en sintonía con el concierto internacional de naciones que enfrentan la crisis provocada por la pandemia del COVID-19”.