Archivo
Galeno afirma que atender la neuropatía diabética salvaría a gran número de pacientes de perder alguna extremidad

En Coahuila la diabetes es una de las enfermedades que causa más muertes, y en la que el sector salud gasta mayor presupuesto. En este Día Internacional de la Diabetes, VANGUARDIA entrevistó al cirujano Luis Fernando Lira, iniciador de una técnica mixta que incluye acupuntura y que podría evitar la amputación en personas afectadas por esta enfermedad.

La técnica quirúrgica la planeó el médico hace 15 años, aunque señala que actualmente en México intentar introducir al sector salud la acupuntura u otro tipo de técnicas, es casi imposible.

“Por cuestiones de infraestructura y cultura no se logra adaptar al Sistema de Salud Pública”, dijo. La neuropatía diabética es un trastorno que presentan los pacientes mal controlados clínicamente y que produce alteraciones metabólicas.

Esta afectación tiene dos etapas importantes: cuando la persona se está lastimando algún nervio y cuando ya presenta signos de inflamación y ya está el nervio lastimado.

“En la fase dos los síntomas son dolor, ardor, calambres, sensación de fuego, toques eléctricos. El paciente no puede dormir. Conforme el padecimiento avanza, los nervios se lastiman y van perdiendo sensibilidad”, explica.

De acuerdo con el experto, entre un 30 y el 60 por ciento de pacientes diabéticos con neuropatía presentan síntomas funcionales a corto y largo plazo. “Pueden presentar pérdida de fuerza en la mano, por ejemplo. Comienzan a perder la capacidad de abrocharse un botón, el brassier o abrir una puerta o una bebida gaseosa, etcétera; cosas que son cotidianas. Muchos terminan en sillas de ruedas”, agrega.

Luis Fernando Lira aclara que un 80 por ciento de los casos de pie diabético proviene de una neuropatía diabética. “El 80 por ciento del pie diabético proviene de un problema neurótico, por mala sensibilidad el paciente comienza a apoyar mal. El pie lo apoya en sitios que no son para eso y se producen callos muy duros, es como traer una piedra que nos lastima por dentro y por fuera. Después de generan úlceras que se infectan y la infección se extiende hacia el interior y amerita una amputación”, advierte.

Tradicionalmente, agrega, los pacientes son enviados con angiólogos o con cirujanos basculares, porque se pensaba que el problema era de mala circulación, cuando el 80 por ciento es un problema de neuropatía. 

 

ALTERNATIVA

Cuanto se atiende la neuropatía se está previniendo el pie diabético y evitando las amputaciones, afirma.

La alternativa presentada por el doctor son tratamientos médicos y si es necesario, la intervención quirúrgica.

Hay dos opciones: el tratamiento junto con diagnóstico; al 30 por ciento se le ofrece una opción quirúrgica en donde se liberan los nervios que están comprimidos en un sitio especifico, asegura.

“La otra es, cuando no se encuentra el sitio especifico, ofrezco un tratamiento mixto de acupuntura y homeopatía para que los nervios se desinflamen y no se ocupe la cirugía. El 80 por ciento mejora la calidad de vida”.

Luis Fernando asegura que la recuperación va del 80 al 90 por ciento de los casos de un mes o tres meses si es con cirugía y de seis a un año si es con tratamiento.

El médico intenta que su método sea aplicado en el sistema de salud.

¡Cuídese!

La Secretaría de Salud federal detectó 8 mil 800 nuevos casos de diabetes al mes de agosto en Coahuila, este año.

Hay 74 nuevos casos de personas diabéticas insulinodependientes.

8 mil 726 personas con diabetes no insulinodependiente.

La diabetes se ubica entre las cinco enfermedades que causan más muertes en la entidad.

Según la SS, cada persona con diabetes requiere tratamiento con un costo promedio de 54 mil pesos al año.

En 2018 de 16 mil 715 fallecimientos que se dieron en el Estado, 2 mil 756 fueron a causa de la diabetes.