Así fuera mi hijo (lo entregaría), soy mujer, fui violada, tiene que haber justicia. Foto: Tomada de Internet
"Así fuera mi hijo (lo entregaría), soy mujer, fui violada, tiene que haber justicia, no tiene que quedar esto impune"

A pesar de que era su sobrino, doña Irma Reyes entregó a Mario " N" a la policía junto con su esposa Gladis Giovana "N" por el presunto asesinato de la pequeña Fátima, lo que causó admiración a miles de internautas que rápidamente la volvieron tendencia nacional en Twitter al reconocer su audaz y honesta labor para ejercer justicia.

“Así fuera mi hijo (lo entregaría), soy mujer, fui violada, tiene que haber justicia, no tiene que quedar esto impune, yo no quiero lucrar, sólo quiero que se haga justicia”, señaló en una entrevista con el noticiero Telediario y destacó que era “su deber”.

Asimismo señaló que no lo hizo por la recompensa de dos millones de pesos que las autoridades habían prometido a quien diera detalles del paradero para ubicarlos y aprehenderlos.

Sin embargo detalló que se encuentra preocupada ya que no cuenta con recursos de protección y teme represalias contra ella y su pareja.

Así fue como entregó a Mario y Giovana

Ella se dice avergonzada, pero no arrepentida, de haberle abierto las puertas de su casa a su sobrino y de haberles dado techo y comida, pues de esta manera les sacó la confesión de un crimen atroz.

La tía de Mario fue quien delató a los presuntos feminicidas de Fátima, luego de darles asilo; ella invitó a uno de los hijos de la pareja a ver la tele, pero Mario no se los permitía.

“Entonces el niño sube y me dice: ‘Es que mi papá no me deja ver tele, abuelita’”. Luego la mujer decidió encender la TV y los reconoció, ahí estaban todas las noticias anunciando el terrible caso de una pequeña asesinada, era Fátima.

 La mujer los encaró. “¿Ustedes hicieron esa infamia? Están en la tele. ¿Ustedes fueron, verdad?” Luego su reacción fue de aceptación. Mario dijo: “Yo no fui, fue ella”.
“Tienes que entregarte, tú tienes hijos”, les respondió la señora.

Irma salió a la carretera y vio a su hermana y cuñado, les pidió que llamaran a los policías municipales. Le dije: “Voy a entregar a Giovanna y a Mario, ellos fueron los que están en la tele”.

Los presuntos feminicidas sospecharon y querían irse, por lo que la tía les dijo que los iba a acompañar al monte. En ese momento llegaron los policías municipales y efectuaron la detención, misma que Giovana y Mario intentaron evitar con 500 pesos.

“¿Por qué me hizo eso, tía?", le dijeron. "Se van y yo me bajo con los niños y les digo: “Vénganse”. Los subí, les di de cenar y los acosté”.

En redes piden la recompensa de 2 millones para Doña Irma

La señora Irma, familiar del detenido por el asesinato de la niña Fátima, y quien diera parte a las autoridades sobre el paradero de su sobrino y la pareja sentimental de éste, es aplaudida en redes sociales.

Ciento de usuarios de Twitter han resaltado la valentía y honestidad de la señora quien entregó a los probables culpables del infanticidio que el pasado fin de semana conmocionó a México.

Cabe destacar que tras la identificación de los sospechosos la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México ofreció una recompensa de dos millones de pesos para quienes dieran información sobre la mujer que sustrajo a Fátima de la entrada de su escuela.

Aunque doña Irma destacó que no lo hizo por el dinero, la tendencia en Twitter que lleva su nombre se pronuncia por entregar la recompensa a la mujer, destacándola como héroe nacional.

Con información de El Debate e Infobae