Foto: Tomada de Internet
Sin embargo, más de 70 balas acabaron con su vida

Rodeada por más de 70 casquillos de tres calibres distintos, una camioneta Suburban modelo 2007 fue encontrada a las 3:00 horas del 25 de noviembre de 2006, en Reynosa, Tamaulipas, dentro de ella cuatro personas, tres de ellas muertas.

Se trataba de Valentín Elizalde, su chofer Reynaldo Ballesteros y su representante Mario Mendoza Grajeda; mientras que Fausto "Tano" Elizalde, primo del cantante, resultó herido.

 
 

30 minutos antes del ataque, "El Gallo de Oro" todavía se encontraba cantando en la Feria Expo Reynosa 2006.

Hoy, Valentín Elizalde cumpliría 40 años y a más de 12 de su muerte, su caso no ha quedado del todo esclarecido.

Te puede interesar
Foto: Tomada de Internet

El Cártel del Golfo, los Zetasy una canción

 

Si bien existen varias versiones sobre los motivos por qué ValentínElizalde fue asesinado, hay una que sobresale y que incluso ha sido referida por la Procuraduría General de la República (PGR): Una canción.

"A mis enemigos" es una de las canciones más emblemáticas de "El Gallo de Oro", mismas que lo llevaron a la fama, sin embargo, habría un mensaje y un nombre tras la letra.

Dicha canción sería en honor al líder del Cártel de SinaloaJoaquín"El Chapo" Guzmán".

Incluso se iría más allá: la melodía sería un mensaje de Guzmán Loera a sus enemigos, tal y como se titula la canción.

 

El Cártel del Golfo, principal enemigo del Cártel de Sinaloa, según versiones de las autoridades, se adjudicaría el destinatario del mensaje de la canción. Por ello, asesinaron al "mensajero": ValentínElizalde.

En ese entonces, el Cártel del Golfo contaba con un brazo armado: Los Zetas, un grupo de militares retirados que se encargaban del "trabajo sucio" de la organización criminal.

Dos nombres salen a relucir entre los responsables del asesinato de "El Gallo de Oro": Raúl Hernández Barrón, alias "El Flander I", y Jaime González Durán, alías "El Hummer".

Ambos son considerados fundadores de Los Zetas por parte de las autoridades federales.

"El Flander I" estuvo dentro de las filas del Ejército Mexicano por seis años como soldado de infantería.

Ingresó a la milicia el 1 de septiembre de 1993, para dar su baja el 1 de septiembre pero de 1999.

Por su parte, "El Hummer" fue aceptado por el Ejército y la Fuerza Aérea el 15 de noviembre de 1991.

Fue adiestrado por la milicia estadunidense y la israelí, integrando así al Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE).

Tras más de siete años, desertó de las fuerzas castrenses el 24 de febrero de 1999.

Tanto Hernández Barrón como González Durán se encuentran actualmente detenidos.