Familia. Victoria, Onassi y Sandy son la alegría del pelotero dominicano Rainel Rosario. | Foto: Alex Guzmán
Cariñoso, divertido y responsable, así es el bateador de poder de los Saraperos en su rol como papá; hoy festeja su día

El aguerrido bateador de Saraperos de Saltillo, Rainel Rosario, está de manteles largos al igual que todos aquellos festejados por el Día Del Padre. Es precisamente la paternidad uno de los mayores deleites en la vida del pelotero dominicano. Su familia la conforman por su hija Victoria, su hijo Onassis y su esposa Sandy.

La pequeña Victoria Rosario es la adoración de sus ojos, pues fue ella quien lo convirtió en papá. Con una gran sonrisa en el rostro, Rainel compartió su sentir cuando hace 6 años recibió la noticia, “Una felicidad, felicidad cuando me enteré que iba a ser papá por primera vez. Más que a mí me gustan los niños”, dijo contento.

Rainel deja entre ver que los momentos entre padre e hija son invaluables, “Para mí la mejor parte es cuando paso tiempo con ella, ya que por cuestiones de trabajo es poco el tiempo. Con Vicky todos los momentos son buenos, porque es traviesa como ella sola y me hace reír mucho con sus ocurrencias y las cosas que dice, con lo que te sale de repente. Siempre me estoy riendo con ella”, compartió el pelotero.

Las actividades al aire libre son de las más disfrutadas por Rainel y Vicky. “A ella le gusta montar caballo, a ella le encanta eso y le gusta mucho el campo, la piscina también y la playa. Cuando yo estoy con ella en esos momentos la paso muy bien”, externó el feliz padre.

Rainel se describe como un papá cariñoso, divertido y para nada regañón. “No soy como un padre gobernativo, sino que le hablo suave, no me gusta pegarle. Siempre estoy jugando con ella, compartiendo y haciendo chistes”, dijo Rosario entre risas.

Trabajar lejos de casa representa sacrificio para un Rainel al que le gusta exigirse al máximo en cada uno de sus roles.

“Es cuestión de compromiso más que todo, porque a cada área tengo que dedicarle su tiempo. Cuando estoy en el beisbol tengo que dedicarle más del 100 por ciento, cuando estoy en familia también. Pero trato de dedicarle más tiempo a la familia porque no comparto mucho tiempo con ellos, paso la mayor parte fuera de mi casa, entonces cuando estoy con ellos trato de darlo todo”, reveló el dominicano.

Sandy, su esposa, lo describió como papá. “Es muy buen padre, muy divertido, bien responsable. Cuando se va de la casa hace mucha falta, pero es muy buen padre. Que siga siendo como es, siempre estando con los niños”, dijo.

Entre pláticas, Rainel confesó que le gustaría llegar a tener más hijos. “Como cinco más”, dijo. “Hay que hacer el equipo completo”, agregó el sonriente padre.

Regalándole a su papá un beso y un abrazo, la pequeña Vicky dijo: “I love him”, dejando claro el gran amor y admiración por Rainel.