Foto: Internet
A la pobre no la bajaron de ridícula y de querer llamar la atención a toda costa

Además de promover y motivar a los demás a llevar una vida súper fitness y healthy, Bárbara del Regil aprovecha su cuenta de Instagram para presumir a todos los mejores momentos de la relación que lleva con su esposo Fernando Schoenwald, con el que sostuvo un noviazgo de varios años antes de contraer matrimonio.

 

Sin embargo, en esta ocasión en redes sociales circuló un video que lejos de causar envidia o ternura, provocó la pena ajena de los usuarios, quienes no tardaron en reaccionar ante una grabación en la que aparece Fernando sentado en el piso, cuando de pronto sale las actriz de rodillas simulando los movimientos de un “perrito”, luego se acerca a su esposo quien comienza a rascar su panza, a lo que ella responde con movimientos muy parecidos a los que hacen los perros al ser acariciados.

 

Decenas de comentarios en contra de esta acción comenzaron a salir a flote en Twitter, en donde no solo la tachaban de ridícula, sino de querer llamar la atención, además criticaron que en este momento en el que se encuentra la lucha y protesta de las feministas en su punto más crucial, haya realizado aquel acto de sometimiento ante su esposo “Fer”.