AP
Según consta en el acta del colegiado José Luis González González, el presidente de la Real Sociedad recriminó sus decisiones al medio tiempo y amenazó con denunciarlo a la Policía.

MADRID.- Los dos penales concedidos al Real Madrid indignan a la Real Sociedad. La derrota sentó mal al presidente de la institución, Jokin Aperrabay, y al técnico, Eusebio Sacristán, especialmente cuando se concedieron dos penales a su juicio inexistentes al Real Madrid.

Según consta en el acta del colegiado José Luis González González, el presidente de la Real Sociedad recriminó sus decisiones al medio tiempo y amenazó con denunciarlo a la Policía.

“En el descanso del partido, cuando nos dirigíamos a nuestro vestuario, nos esperaba a la puerta del mismo Jokin Aperribay Bedialauneta, presidente del club, dirigiéndose a nosotros en los siguientes términos: “Esto es una vergüenza, habéis venido a robarnos el partido. Os voy a poner una querella a la Policía”, redactó el árbitro en el acta del partido.

Posteriormente, Aperrabay señaló ante las cámaras de televisión española que “es una pena que vengas al Bernabéu con ganas de hacer un buen partido y que te piten dos penaltis que no son”.

En la visión de Real Sociedad junto a las lesiones de Agirretxe y Canales, ambos sustituidos en la primera mitad, los penales concedidos al Real Madrid de alguna manera condicionaron el encuentro pese a que sólo el segundo tiro penal subió al marcador ya que Cristiano Ronaldo falló en el primer lanzamiento y que los goles de la victoria merengue llegaron en otro tipo de jugadas.

“El partido ha tenido circunstancias que nos han sido desfavorables. No sé si por mala suerte o casualidad, pero con este árbitro nos ha pasado alguna vez más y es una pena”, dijo.