De acuerdo al propio Valdemar el actual arzobispo primado de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes, se ha negado a pagar los gastos médicos del Rivera. ESPECIAL
Fue reportado con serios daños pulmonares: la saturación de oxígeno bajó al 40%

La noche de este martes trascendió en medios nacionales que el arzobispo emérito de la arquidiócesis primada de México, el cardenal Norberto Rivera Carrera, se encuentra delicado de salud a consecuencia de COVID-19, el cual lo tiene en terapia intensiva, entubado y sedado.

En una entrevista al medio Proceso, el ex vocero del cardenal, Hugo Valdemar aseguró que hasta recibió extremaunción.

Rivera Carrera, de 78 años fue reportado con serios daños pulmonares lo que lo llevó a que la saturación de oxígeno bajara al 40%.

Este lunes, a un sacerdote se le permitió ingresar al hospital para que le diera la extremaunción, pero totalmente al margen de la arquidiócesis, que no ha querido costearle sus gastos médicos ni tampoco darle apoyo espiritual”, explicó Valdemar, al medio nacional.

A un sacerdote se le permitió ingresar al hospital para que le diera la extremaunción, pero totalmente al margen de la arquidiócesis, que no ha querido costearle sus gastos médicos ni tampoco darle apoyo espiritual”.
Hugo Valdemar Romero, ex vocero del cardenal Rivera

POLÉMICA POR PAGO

De acuerdo al propio Valdemar el actual arzobispo primado de México, el cardenal Carlos Aguiar Retes, se ha negado a pagar los gastos médicos de Rivera, como le corresponde hacerlo de acuerdo a la legislación canónica.

“Ahora los hospitales quieren cobrarle todos estos gastos a la familia del cardenal, sobre todo a su hermano Javier. Pero éste vive en Monterrey y también tiene COVID, por lo que está confinado… En fin, es muy dramática la situación de la familia del cardenal”, agregó el entrevistado.

Hasta la noche del martes de manera extraoficial se dio a conocer que Rivera Carrera mostró mejoría en el nivel de oxigenación, sin dar mayores detalles. Con información de Proceso