El pasado 13 de noviembre la Cámara de Diputados aprobó en lo general y particular el paquete PEF 2021

El recorte en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, será un duro golpe a estados y municipios consideró el presidente del Centro de Estudios Económicos del Comercio Servytur, Jorge Dávila Flores.

El pasado 13 de noviembre la Cámara de Diputados aprobó en lo general y particular el paquete PEF 2021. Las erogaciones para el próximo año suman un monto de 6 billones 295 mil 736 millones 200 mil pesos. Esta asignación de recursos presenta un decremento del 0.3 por ciento, en cifras reales, con respecto del presupuesto del año en curso.

El presupuesto aprobado presenta un duro golpe a las 32 entidades federativas, esto, al disminuir su presupuesto en 182 mil millones de pesos, con respecto al 2020, monto que se destinará en gran parte a las mega obras del gobierno federal, lo que pone en tela de juicio el persistente discurso del gobierno federal al priorizar las urgencias sociales. 

PREOCUPACIÓN DE
LA ALIANZA FEDERALISTA

Ante este hecho, la Alianza Federalista, ha manifestado su preocupación y desaprobación, ya que los recursos se han centralizado, dejando a estados y municipios vulnerables en plena recesión económica. 

Para el caso de Coahuila el recorte asciende a 7 billones 73 millones 413 mil 375.71 pesos, lo cual es equivalente a la recaudación del 22% del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a nivel nacional en junio del 2020. El estado al que más fuerte impactó este paquete presupuestal es Colima, con una reducción del 16.65% con respecto al año anterior; dentro de los estados de la Alianza Federalista, Nuevo León es el único que presenta un aumento en su presupuesto, sin embargo, es solamente del 2.94%, en términos reales. 

Uno de los principales ramos a los que afecta este recorte presupuestario es el sector salud, el cual solamente otorga el 53% a las entidades federativas, centralizando el 47% restante, esta situación desampara a los estados, en plena contingencia sanitaria y ante eventos imprevistos que pudieran ocurrir en el transcurso del año. 

La reciente aprobación deja marcado un importante recorte a las entidades federativas, las cuales tendrán que continuar haciéndole frente a una crisis económica y sanitaria, por lo que el camino hacia la recuperación se ve cuesta arriba, esta disminución de recursos se pretende justificar con acciones sociales prioritarias, sin embargo, termina descuidando otros rubros fundamentales en la sociedad, dejando desprotegidos a estados, municipios y la generación de empleos formales.