FOTO: CORTESÍA / La segunda temporada retoma las aventuras de Cristina, quien después de haber sufrido una gran decepción antes de casarse, vuelve a ser engañada pero esta vez por su mejor amigo y roomie, y ahora tendrá que enfrentar las consecuencias.
La segunda temporada retoma las aventuras de Cristina, quien después de haber sufrido una gran decepción antes de casarse, vuelve a ser engañada pero esta vez por su mejor amigo y roomie, y ahora tendrá que enfrentar las consecuencias. VMÁS platicó con Diana Bovio y Oswaldo Zárate, dos de los protagonistas de esta popular serie, y esto fue lo que nos dijeron…

¿Ser adulto es difícil? Sí, sin duda, no importa a quién le preguntes, crecer duele… pero también es muy gratificante. A veces nos gustaría que existiera una guía que nos explicara cómo recuperarnos de un corazón roto, cómo elegir nuevos amigos y mantener a los que ya tenemos, o simplemente cómo conservar la llama de la pasión encendida a pesar de los años, pero no, todo lo aprendemos a través de la experiencia, del ensayo y error, y está bien, es parte de crecer. Si bien la televisión y el cine nos han demostrado una cara muy diferente de lo que se supone es ser adulto, poco a poco los discursos han ido cambiando y se acercan a la realidad.

Un gran ejemplo de esta transformación es “De Brutas, Nada”, una serie mexicana producida por Amazon Prime Video que estrenó en noviembre pasado su primera temporada, y que debido al éxito obtenido, lanzó su segunda entrega este viernes 15 de enero. La serie está inspirada en el bestseller “Los caballeros las prefieren brutas”, de Isabela Santodomingo escrita en 2006 y en la serie de televisión del mismo nombre de 2010. La historia se centra en una mujer que debe buscar un compañero de cuarto para compartir gastos luego de descubrir que su futuro esposo la engañaba, y en el camino conoce a un joven quien parece ser el compañero ideal.

La serie está inspirada en el bestseller “Los caballeros las prefieren brutas”, de Isabela Santodomingo escrita en 2006.

En esta segunda temporada, la trama retoma las aventuras de Cristina –interpretada por Tessa Ia- quien después de haber sufrido esa gran decepción antes de casarse, encontró a su roomie actual, Alejandro – a quien le da vida Christian Vázquez-. Pero Alejandro mintió para llegar a su vida, y ahora está encontrando que todas las acciones tienen consecuencias. En esta ocasión están de vuelta Marimar Vega como Esther haciéndole la vida más difícil a Alejandro, José Pablo Minor como Rodrigo en la continua búsqueda del amor, Diana Bovio como Graciela, Julián Román como Guillermo, el esposo de Graciela, quienes intentan reavivar la llama del romance, Carolina Ramírez como Hannah, quien puede dar muy buenas razones para disfrutar de la soltería y Oswaldo Zárate como Miguel, el mejor amigo de Alejandro que haría todo por amor.

VANGUARDIA platicó con Diana Bovio y Oswaldo Zárate, dos de los protagonistas de esta popular serie, y esto fue lo que nos dijeron sobre la nueva temporada.

“La verdad esta segunda temporada viene tres veces mejor que la primera, todos los personajes están en una etapa muy similar en sus vidas, pensando en compromisos o en casarse. Todos ellos están jugando a ser adultos, creo que eso engancha muchísimo a la gente, sobre todo a nuestros contemporáneos. La serie también conecta con otras generaciones, porque también hablamos de los influencers o los youtubers, pero también de las parejas ya casadas como Graciela y Guillermo con hijos, y es ahí donde entra la magia de la comedia, yo veo a un montón de niños jugando a ser adultos”, comentó Oswaldo Zárate, quien agregó que su personaje nos hará reír y llorar en esta segunda parte.

 

FOTO: CORTESÍA / Oswaldo Zárate, aseguró que su personaje nos hará reír y llorar en esta segunda parte.

Por su parte, Diana Bovio, quien le da vida a Graciela, nos mostró una gran evolución en la primera temporada, pues su personaje se dio cuenta que tenía más ambiciones de las que pensaba.

“Es un proyecto que disfruté mucho y con el que conecté con otras partes de mí y me hizo conocerme más, y creo que la gente la recibió con mucho amor, les ha encantado. Creo que de pronto uno cree que por tener cierta edad ya no puedes cambiar o ya tomaste decisiones en tu vida que te definieron como persona, y creo que vamos justo a ver a Graciela decontruirse un poco, cuestionarse y tomar decisiones distintas a las que ha tomado siempre. Fue muy interesante meterme a ese mundo, nunca he estado casada y no tengo hijos, entonces al desarrollar a Graciela empecé a conectar con esa parte de mí de vivir con alguien y de ser mamá, de comprometerte con alguien, y creo que no es nada fácil, aún en la ficción te das cuenta que no es sencillo, somos seres humanos imperfectos”, aseguró la actriz.

FOTO: CORTESÍA / Por su parte, Diana Bovio, quien le da vida a Graciela, nos mostró una gran evolución en la primera temporada, pues su personaje se dio cuenta que tenía más ambiciones de las que pensaba.

ADIÓS CLICHÉS Y ESTEREOTIPOS

En “De Brutas, Nada” podemos ver que Miguel es un hombre que llora, ríe y se enamora fácilmente, dejando atrás los antiguos estereotipos que regían el cómo un hombre se tenía que comportar.

“Miguel es un personaje que me ha regalado mucho, él es como un perrito chihuahua, pero en esta nueva temporada lo vamos a ver en dos etapas, ya lo vimos llorar en Garibaldi por desamor, pero ahora lo veremos aún más destruido, en escenas muy profundas y dejando a un lado la comedia. Pero a la gente le va a dar mucha risa, la comedia es tan real que todos van a poderse identificar, pero al final lo veremos fuerte y nos dará un par de sorpresas”, agregó el actor que también participa en “40 y 20”, una comedia de Televisa.

Diana asegura que en cada uno de los proyectos que elige, buscar representar a mujeres poderosas que cambian las reglas, por lo que Graciela es un gran ejemplo, pues al principio la veíamos como una madre y esposa devota, la cual se da cuenta que quiere más.

“Se me hace muy importante que empecemos a ver este proceso de decontrucción, creo que esas es la palabra que me marcó en el 2020, tengo esa idea de que hombres y mujeres entendamos que fuimos educados de cierta manera por la sociedad, por nuestros padres, por la religión y por nuestros gobiernos, nos habían dicho que teníamos que ser de una manera y que teníamos que cumplir con estos estándares. Entonces es importante que ahora en el entretenimiento veamos mujeres y hombres que a la mitad de su vida se den cuenta de que quieren otras cosas, que acepten que se sienten diferentes o que busquen sus sueños. Me encanta que la gente al ver al personaje se autoanalice y pueda tomar la iniciativa”, compartió Bovio.