Foto: Héctor García
Restaurantes reportaron un alza en las ventas de entre el 10 y el 30 por ciento, una cifra por debajo, detallaron, en comparación con otras celebraciones, sin embargo, benéfico si se compara con las ventas del año anterior

Saltillo, Coahuila.- La fotografía en blanco y negro de José Guillermo Durán Juárez ocupaba un lugar en la mesa de un restaurante del Centro Histórico junto a sus hijos.

Quienes honraron este día del Padre con una comida en familia a poco menos de tres meses cuando partió a sus 86 años dejando un legado de micro empresarios.

“Fue un padre excepcional, con sólo 14 años y pese a la pobreza en la que vivía salió adelante y logró todo lo que tenía desde abajo.

Empezó como barrendero de Cinsa pero logró terminar sus estudios y escaló en la empresa, para después poner su propio taller”, comentaron sus tres varones y una hija.

Foto: Héctor García

Quienes ahora disfrutan del esfuerzo que su padre forjó pero sobretodo de lo que él mismo les enseñó para cimentar construir su camino. 

Esta familia, disfrutó como el resto de los comensales parrilladas, carne asada, frijoles Charros y demás platillos al carbón que se colocaron como los favoritos para celebrar el Día del Padre, en comparación cómo los mariscos o los platillos típicos mexicanos.

Restaurantes de la misma zona reportaron un alza en las ventas de entre el 10 y el 30 por ciento, una cifra por debajo, detallaron, en comparación con otras celebraciones, sin embargo, benéfico si se compara con las ventas del año anterior cuando aumentaron los contagios de coronavirus.