Archivo
El consumo en bienes de origen importado se redujo 4.1%, en tanto que los bienes y servicios de origen nacional aumentó 0.1%

El consumo privado, uno de los principales motores de la economía mexicana, retrocedió durante el séptimo mes del año, producto de la disminución de la demanda de los bienes de origen importado, de acuerdo con los datos más recientes dados a conocer por el Inegi.

Luego de dos meses de mantenerse en terreno positivo, el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior disminuyó 0.3% durante agosto de 2019 frente al mes inmediato anterior, con cifras desestacionalizadas.

Por componentes, el consumo en bienes de origen importado se redujo 4.1%, en tanto que los bienes y servicios de origen nacional aumentó 0.1% en el octavo mes del presente año respecto al mes previo, según datos ajustados por estacionalidad.

Pese al retroceso reportado en agosto de 2019, el consumo privado en el mercado interior todavía se mantuvo por arriba del nivel registrado en el mismo periodo del año anterior. En su comparación anual, el indicador mostró un avance real de 0.1% en el mes de referencia.

A su interior, los gastos en bienes y servicios nacionales tuvieron un alza de 0.3% (los gastos en bienes se elevaron 0.9%, mientras que en servicios bajaron 0.5%) y en bienes de origen importado cayeron 1% con relación a los del mes de agosto de 2018.