Foto: Cuartoscuro
Resultado se trata de peor disminución a tasa anual en más de nueve años

Al cierre del primer trimestre de 2019, la producción industrial reportó su peor caída a tasa anual en más de nueve años, con base en cifras ajustadas por estacionalidad, a causa de la contracción en todos sus grandes componentes, de acuerdo con datos del Inegi.

La actividad industrial se contrajo 2.6% en el tercer mes del año respecto al mismo periodo de 2018, con cifras desestacionalizadas, lo que signicó el retroceso anual más fuerte desde noviembre de 2009, cerca del final de la crisis financiera global registrada entonces.

Con ello, el indicador acumula seis meses consecutivos a la baja, confirmando la debilidad de este importante segmento de la economía desde el último trimestre de 2018. 

En marzo, la producción industrial disminuyó 1.3% en términos reales respecto al mes inmediato anterior. Comportamiento mensual. Por componentes, la construcción se redujo en el tercer mes del año 3.4% respecto al periodo inmediato anterior, con lo que acumula dos meses consecutivos a la baja.

En su interior, la edificación retrocedió 3.3%, la construcción de obras de ingeniería civil cayó 4% y los trabajos especializados para la construcción disminuyeron 0.6%.

Por su parte, la generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor nal cayó 1.7% y la minería lo hizo en 1.5%. Si bien, la extracción de petróleo y gas logró un avance de 0.3%, la minería de minerales metálicos y no metálicos retrocedió 2.1% y los servicios relacionados con la minería bajaron 4.2%.

Las industrias manufactureras crecieron 0.3% durante marzo frente al mes anterior. De las 21 actividades que comprenden este sector, 16 registraron un retroceso mensual, entre las cuales destaca la fabricación de productos derivados del petróleo y del carbón, que cayó 6.2%.

El factor que contribuyó a mantener las manufacturas en cifras positivas fue el crecimiento en la fabricación de equipos de computación y comunicación, ya que con alza de 11% presentaron su mejor resultado desde agosto de 2007.

En su comparación anual, por sectores de actividad económica, la minería retrocedió 6.7%; no obstante, sorprende que la debilidad se concentró en la minería no petrolera que retrocedió 8.9%. La extracción de petróleo y gas moderó su ritmo de caída, al resultar en un retroceso de 6.9%.

Por su parte, la construcción bajó 5.8% en marzo respecto al mismo periodo del año anterior, en gran medida por la caída de 9.3% en obras de ingeniería civil.

El gasto en infraestructura del gobierno federal cayó 58.6% en términos reales y la edicación cayó 3.7%. Francisco Flores, analista económico de Banorte, dijo que el desempeño de la actividad industrial fue muy negativo en el tercer mes del año, inclusive superando lo visto en diciembre pasado que había mostrado uno de los peores resultados en meses recientes. La debilidad podría extenderse en los próximos meses.