Foto: Especial
El hombre se acercó a una reportera y le confesó haber visto a la mujer en el bar, manifestando su enojo, producto de la farsa. Tras estas declaraciones, la reportera acudió al ‘Bar Kali’, ubicado en Prolongación División del Norte 4541, dentro de la alcaldía Tlalpan

De acuerdo con el Big Data, un vecino fue el que dio a conocer que la joven Karen Espíndola no estaba secuestrada por un taxista, como hizo creer a su familia, sino que estuvo toda la tarde y parte de la madrugada en un bar a menos de un kilómetro de su casa.

 

 

El hombre se acercó a una reportera y le confesó haber visto a la mujer en el bar, manifestando su enojo, producto de la farsa. Tras estas declaraciones, la reportera acudió al ‘Bar Kali’, ubicado en Prolongación División del Norte 4541, dentro de la alcaldía Tlalpan.

En el lugar, el gerente proporcionó los videos de las cámaras de seguridad, los cuales confirman la versión del vecino. La grabación muestra como Laura Karen pasó varias horas dentro del bar, bailando con un hombre, con el cual se fue del establecimiento alrededor de las 2:30 de la madrugada.

Con información de El Big Data