Foto: Especial
La procuradora Ernestina Godoy descartó la existencia de banda de secuestradores en General Anaya. La joven aún no ha dado alguna declaración

CIUDAD DE MÉXICO. La procuradora de Justicia la Ciudad de México, Ernestina Godoy, confirmó que Karen Espíndola apareció y se encuentra bien; descartó la existencia de una banda de secuestradores que operaría en las inmediaciones del Metro General Anaya.

Al ser cuestionada si el caso de Karen Espíndola fue un secuestro exprés, un robo o se fue por voluntad propia, puntualizó que lo revisarán una vez que hablen con ella. 

Detalló que Karen se encuentra en el área de Atención a Víctimas; sin embargo, esperarán hasta que ella esté en condiciones de declarar. 

La procuradora descartó la operación de una banda de secuestradores en la zona cuando la prensa preguntó sobre la desaparición de un hombre hace un mes en las inmediaciones del Metro General Anaya.

No está ubicado como un lugar donde actúe una banda. El otro asunto (la desaparición del hombre) se atendió también”, aseguró.

La titular de la PGJCDMX destacó la rápida actuación de las autoridades en el tema de Karen Espíndola ya que atendieron la denuncia de la familia y, tanto el subsecretario de Seguridad Ciudadana como el jefe de la Policía, rastrearon las llamadas telefónicas 

A través de su cuenta de Twitter @PGJDF_CDMX, la Procuraduría resaltó que el hallazgo de Karen se dio gracias a los trabajos de gabinete y campo realizados por la Policía de Investigación. 

Publicó, además, que los protocolos de búsqueda, en coordinación permanente con la Secretaría de Seguridad Pública, se activaron de inmediato, lo que permitió localizarla sana y salva.

Karen no quiso hablar

En redes sociales circula un video del momento en que Laura Karen Espíndola llega a su casa tras 15 horas de permanecer desaparecida.

En las imágenes, se observa que la joven arriba a su domicilio en un taxi y escoltada por Policías de Investigación.

Se ve a Karen de 27 años subiendo las escaleras y con la misma ropa con la que desapareció.

Tras de ella se observa a sus familiares aun con teléfonos en mano, mientras ella pasa sin decir palabra alguna.

En entrevista con FOROtv, el padre de Karina, dijo que la joven no quiere hablar.  Manuel Espíndola explicó que hasta el momento no ha podido cruzar palabra con ella para saber qué fue lo que pasó.

Agregó que él ya platicó con autoridades, pero aun no le han dicho nada en concreto sobre el caso.