Foto: Especial
Un grupo de personas, presuntos militantes, se presentaron al evento para protestar contra la postulación de Clara Luz Flores Carrales como candidata a la gubernatura de Nuevo León

Monterrey, Nuevo León.- El líder nacional de Morena, Mario Delgado, culpó a “orquestadores del gobierno del estado” de “reventar” una reunión que  tenía pactada para este domingo con militantes de su partido, en Nuevo León.

En el exterior del hotel en donde se iba a realizar el encuentro se armó un zafarrancho por lo que el evento fue cancelado y luego en rueda de prensa, el líder nacional morenista sostuvo que no le sorprendía encontrar los ánimos tan encendidos porque los conservadores tienen miedo.

“Quienes reventaron el evento hace rato, que era un diálogo con la militancia, pues son operadores del gobierno del estado”, afirmó.

Expuso que tienen miedo de que Morena se organice y saque a los grupos del poder que siempre han gobernado Nuevo León con base a la corrupción y acuerdos de complicidad para saquear al estado.

“De ese tamaño es el temor por eso no quieren siquiera que nos juntemos”,  sostuvo Delgado.

Los inconformes que impidieron el evento protestaron en contra de la coalición que Morena acordó con el PT, PVEM y PANAL, de cara a las elecciones del 2021 en el estado.

También mostraron su inconformidad porque la actual alcaldesa de Escobedo, Clara Luz Flores Carrales, figure como candidata de esa alianza a la gubernatura de Nuevo León.

Pese a esto, Delgado insistió en que el enfrentamiento que detonó en empujones y palabras altisonantes fue orquestado por el gobierno estatal.

“Fue el gobernador, hombre”, respondió Delgado ante los cuestionamientos de quienes eran las fuerzas orquestadoras del incidente.

El dirigente de los morenistas a nivel nacional expuso que a pesar de los sucesos comenzaron con el pie derecho el proceso hacia la jornada electoral del año entrante.

Por su parte, el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón envió un comunicado en donde se deslindó de los sucesos de este domingo.

“Este gobierno no interfiere ni ha interferido jamás en la vida interna de ningún instituto político; por el contrario en todo momento ha impulsado un diálogo respetuoso, franco y constante con todas las fuerzas políticas con representación en Nuevo León, entre ellas, Morena”, destacó.

Añadió que por lo anterior la administración rechaza categóricamente cualquier participación de algún funcionario público del gobierno o del aparato gubernamental en los incidentes violentos registrados durante un evento del mencionado partido.

Además lanzó un llamado a las fuerzas políticas que participarán en el proceso electoral del 2021 a que lleven su procesos internos en un ambiente de civilidad.