Mermado. Aaron Rodgers no se movió tanto en la segunda mitad del partido ante los Eagles tras sufrir el golpe./ Foto: AP
“Aaron se vio bien”, dijo el entrenador de los Packers

GREEN BAY.- El quarterback de los Packers de Green Bay, Aaron Rodgers, pasó significativamente más tiempo esta semana asegurando que su lesionada corva izquierda se fortaleciera que corriendo la ofensiva en preparación para el partido del domingo ante los Texans de Houston.

Lo que Rodgers hizo en la porción de la práctica que estuvo abierta a la prensa fue la mayoría de su trabajo dentro del terreno. Tomó la mitad de las jugadas durante ese periodo de 32 minutos.

“Aaron se vio bien”, dijo el entrenador de los Packers, Mike McCarthy el viernes. “Teníamos un número fijo para sus repeticiones y eso fue bien. Entonces se concentró en la porción de rehabilitar. Todo salió como esperabamos”.

Los Packers no practicaron el viernes, pero estarán en el terreno hoy sábado, que es cuando McCarthy dijo Rodgers hará más trabajo con la primera unidad.

En los ejercicios a media velocidad el jueves, Rodgers lanzó en la mayor parte, desde el bolsillo, como es de costumbre en esos ejercicios. El quarterback suplente Brett Hundley tomó el resto de las repeticiones en lo que catalogó su practica más extensa de toda la temporada regular.

Rodgers se lastimó la corva en el tercer parcial del partido del lunes en la noche ante los Eagles de Filadelfia. Luego que el personal médico le bendara la pierna, se quedó en el partido, pero apenas se movió fuera del bolsillo.
Otra preocupación para los Packers (5-6) es en la posición de linebacker. Clay Matthews (hombro), Jake Ryan (tobillo) y Blake Martinez todos estuvieron limitados esta semana.