Foto: Especial
Obrador sostuvo que con su iniciativa preferente se busca defender la “autonomía popular”. “Decirles que México no es tierra de conquista, váyanse a robar a otra parte”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró por la mañana de este miércoles que con la aprobación de su iniciativa preferente en materia energética ya no habrá “más gasolinazos” en el país.

“La historia de la CFE nos indica que son empresas de la nación, del pueblo de México, para ser independientes y para garantizar, que es el compromiso, que no aumente el precio de la luz, que no aumenten los precios de la gasolina, diesel, del gas”, aseguró.

Además, sostuvo que la reforma será benéfica para las empresas particulares.

“Nosotros también estamos a favor de que se hagan negocios en el país, eso es legal, es legítimo, pero negocios con ganancias razonables”, dijo.

La Cámara de Diputados aprobó por la madrugada la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, pese a las advertencias de especialistas y los organismos internacionales sobre un aumento en las tarifas de energía eléctrica. El dictamen pasará ahora al Senado de la República para ser discutido.

La iniciativa presentada por el presidente López Obrador pretende garantizar “un sistema tarifario de precios que serán actualizados en razón de la inflación mediante la operación de centrales eléctricas reguladas por el Contrato Legado de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y el Contrato de Entrega Física de Energía y Capacidad a la Red”.

El presidente López Obrador sostuvo además, durante su conferencia matutina, que con su iniciativa preferente se busca defender la “autonomía popular”.

“Decirles que México no es tierra de conquista, váyanse a robar a otra parte”, expresó.