Dicho aumento es consecuencia de una combinación entre el elevado precio internacional del maíz, el cual ha alcanzado máximos históricos y de una menor producción en México. Foto: Tomada de Internet
Dicho aumento es consecuencia de una combinación entre el elevado precio internacional del maíz, el cual ha alcanzado máximos históricos y de una menor producción en México

El monto de las compras de maíz blanco y amarillo al extranjero se disparó 63 por ciento durante el primer trimestre de 2021 en comparación con el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con datos del Banco de México y la Secretaría de Economía.

Según la información recopilada por el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA), de enero a marzo pasado el pago por las importaciones de este grano ascendió a mil 69 millones de dólares, cuando un año antes fue de 653 millones de dólares.

Dicho aumento es consecuencia de una combinación entre el elevado precio internacional del maíz, el cual ha alcanzado máximos históricos y de una menor producción en México.

En la Bolsa de Valores de Chicago, el mercado donde cotizan las materias primas de todo el mundo, los futuros del maíz alcanzaron 256 dólares por tonelada, nivel superior al récord de 203 dólares registrado en mayo de 2014.

Desde abril de 2020 a la fecha, según la información de mercado, el precio del grano se ha incrementado 131 dólares, aumento de 105 por ciento.

En cuanto a volúmen, según la información del organismo privado, en el primer trimestre de 2021 las importaciones de maíz blanco y amarillo fueron mayores 16.8 por ciento respecto a igual periodo del año pasado al alcanzar 4.2 millones de toneladas, de las cuales, cerca de 60 mil toneladas se compraron de Brasil.

La mayor parte de las importaciones mexicanas de maíz corresponde a grano amarillo, que es que se utiliza como alimento para animales, el cual se incrementó 15 por ciento al pasar de 3.3 a 3.8 millones de toneladas del primer trimestre de 2020 al mismo lapso de 2021, reflejan cifras oficiales.

Lo anterior se ha reflejado en un aumento en los precios de los productos de origen animal que consumen las familias mexicanas. Por ejemplo, según datos de la Procuraduría Federal del Consumidor, en el mes reciente el costo del kilogramo de carne de pollo subió 12.8 por ciento, el de la carne 7.3 y el de la leche 7.2 por ciento.

En lo que se refiere a las importaciones de maíz blanco, el cual es utilizado para la elaboración de productos de consumo humano como tortillas y frituras, éstas se dispararon 55 por ciento en el primer trimestre de 2021 respecto al mismo de 2020, al pasar de 179 millones de toneladas a 278 millones.

Alzas generales

En los primeros tres meses de este año las importaciones de granos y oleaginosas tocaron un récord de 9.5 millones de toneladas, alza de 9.2 por ciento contra las 8.7 millones que se importaron durante el mismo periodo de 2020.

En el mismo lapso, el valor comercial de estas importaciones se incrementó 45.8 por ciento, con un monto que asciende a 3 mil 479 millones de dólares.

Los productos importados con mayores aumentos anuales durante el primer trimestre fueron frijol (118 por ciento), soya (65), algodón (40), trigo (38), cebada y malta (34) y avena (10 por ciento).