Foto: Especial
Ricardo desde hace algunos meses sostenía un noviazgo con Marilyn, sin embargo, desde hace unos días se enteró y comprobó que se dedicaba a la prostitución. Por lo que la buscó para reclamarle y terminar con ella, pero acabó muerto

Ciudad de Mexico.- Cuando se enteró que su novia era una prostituta, um hombre fue a buscarla para terminar con ella, pero se encontró con la muerte en calles de la colonia Verónica Anzures, en la delegación Miguel Hidalgo, de la Ciudad de México.

Ricardo Castro Seno, de 30 años de edad, fue quien cerca de la media noche recibió un impacto de bala en el rostro sobre la calle Bahía de Pescadores de la colonia antes mencionada.

Según versión de los familiares que llegaron al lugar, Ricardo desde hace algunos meses sostenía un noviazgo con una mujer conocida como Marilyn, que vivía en la calle donde ocurrió el asesinato, sin embargo, el hombre desde hace unos días se enteró y comprobó que su novia se dedicaba a la prostitución.

El domingo por la noche, desesperado, tuvo la mala idea de acudir al domicilio de su chica cuando se vio sorprendido por un automóvil que se acercó sigilosamente cuando la pareja discutía y de pronto se escuchó una detonación que vino del interior del vehículo y el cuerpo de Ricardo cayó sin vida a mitad de la calle; enseguida los agresores escaparon del lugar.

Al momento de la detonación, los vecinos salieron para encontrar al hombre sangrando mortalmente, mientras la mujer permaneció atónita varios minutos e hincada a escasos metros, de inmediato la policía capitalina acudió al lugar para acordonar la zona.

El automóvil del hoy occiso, un Seat Ibiza sin matrícula, quedó a escasos siete metros de distancia con las luces y el motor encendido.

Ya cerca de la media noche, la hermana del hoy occiso y algunos familiares acudieron al lugar del homicidio y al darse cuenta del cuerpo sin vida, ella montada en cólera y dolor, se le fue encima a la novia y comenzó a golpearla al mismo tiempo que le gritaba: -“¡Tú eres la culpable, maldita zorra prostituta!”-, tal fue el alboroto que los policías tuvieron que separarlas.

Foto: Especial

La diligencia de la procuraduría capitalina acudió al lugar momentos después para el levantamiento del cadáver, los investigadores ministeriales se entrevistaron con las mujeres, novia y hermana del hoy occiso quienes dieron toda la versión de los hechos.

Cabe señalar que los policías del Sector Tacuba hicieron la puesta a disposición del Ministerio Público de la novia como principal sospechosa en el homicidio, sin embargo en la Carpeta de Investigación tan sólo compareció como testigo de los hechos.