LIDIET MEXICANO
El líder sindical Ismael Leija mencionó que el comandante comete abuso de autoridad

Obreros sindicalizados de Altos Hornos de México realizaron una manifestación en la Fiscalía General del Estado, exigiendo la destitución del comandante Javier Ordaz a quien señalan por cometer constantemente abusos policiacos y por tener intenciones de perjudicar a su líder sindical Ismael Leija Escalante.

Con pancartas en mano, la tarde de este martes marcharon desde el monumento del Ave Fenix en el bulevar pape y recorrieron la calle Hidalgo directo a las oficinas de la FGE delegación centro donde protestaron por la actitud prepotente del policía investigador y pidieron sea removido de su cargo a la brevedad.

"Te metiste en la vida sindical Javier Ordaz", "Fuera comandante Ordaz 01 de la Ministerial" describían en los cartelones con los que desfilaron desde el edificio oficial de la Fiscalía y hasta el recinto oficial de la Sección 147 del Sindicato Nacional Democrático.

Durante la semana anterior, circuló en diversas páginas de información en la región, una supuesta detención de Ismael Leija Escalante a quien se señalaba por alterar el orden bajo los influjos del alcohol y drogas, el líder sindical Ismael Leija mencionó esta situación había sido montada por el comandante a quien acuso de cometer abuso de autoridad.

Se interpuso una denuncia en contra del comandante y esta se envió a la Agencia de Investigación Criminal en Saltillo, toda vez que a esta área pertenece el policía.

El delegado en la región centro de la FGE, Rodrigo Chairez Zamora, informó que la agrupación sindical presentó algunas inconformidades debido a que comentan que hubo excesos por parte del comandante Javier Ordaz en su forma de actuar.

Agregó que una de las formas de actuar desde luego es un lineamiento en general de la Fiscalía es no solapar abusos siempre apegados a los protocolos internos.

Ayer mismo, los obreros pidieron al gobernador Miguel Ángel Riquelme tome cartas en el asunto, de lo contrario seguirán realizando manifestaciones por los constantes abusos policíacos que comete el comandante contra la sociedad monclovense.