La organización ecologista Sea Shepherd llamó a un tercer barco al Golfo de California para reforzar la defensa de la vaquita marina. Fotos: Internet
Los pescadores del municipio de San Felipe, en el estado mexicano de Baja California , realizan protestas desde el domingo por la prohibición de usar redes de enmalle y redes "agalleras" para la pesca, las cuales impactan directamente en la vaquita marina.
Cuando nos amenazan somos más fuertes, más unidos y más decididos. Nuestros barcos nunca se retiran ante las amenazas de violencia. Vamos a responder reforzando nuestro trabajo con una tercera embarcación"...

La organización ecologista Sea Shepherd llamó a un tercer barco al Golfo de California para reforzar la defensa de la vaquita marina, un pequeño cetáceo en peligro de extinción, ante las amenazas recibidas por parte de los pescadores del lugar.

"Cuando nos amenazan somos más fuertes, más unidos y más decididos. Nuestros barcos nunca se retiran ante las amenazas de violencia. Vamos a responder reforzando nuestro trabajo con una tercera embarcación", informó hoy el fundado del grupo, Paul Watson, en Facebook.

Los pescadores del municipio de San Felipe, en el estado mexicano de Baja California , realizan protestas desde el domingo por la prohibición de usar redes de enmalle y redes "agalleras" para la pesca, las cuales impactan directamente en la vaquita marina.

La prohibición de dos años, decretada por el Gobierno mexicano como medida para combatir la extinción de esta especie, está por vencer, pero las autoridades buscan ampliar la veda ante la drástica reducción en la población de vaquitas, que se estima en menos de 30.

Frente a esto, un grupo de pescadores amenazó con quemar las embarcaciones de Sea Shepherd que se encuentran en el Golfo de California para vigilar que no se realice pesca ilegal en esa zona, que es en la que habita la vaquita.

La suspensión temporal del uso de las redes de enmalle fue acompañada por unos 58,3 millones de dólares que el Estado pagó al sector pesquero para compensar el impacto en la cadena de producción tanto en San Felipe como en el Golfo de Santa Clara, en el vecino estado de Sonora.

"Estamos seguros que la Armada de México proporcionará la seguridad que necesitamos para continuar con nuestros esfuerzos para evitar la extinción de la vaquita", señaló Watson en su comunicado.

La vaquita marina es una especie endémica del Golfo de California. Parecido a un delfín con coloreado negro alrededor de los ojos y la boca, este mamífero mide menos de 1.50 metros de largo y pesa unos 40 kilos.

La principal causa de peligro para esta marsopa es la pesca ilegal de totoaba, un pez que también está en peligro de extinción y para el que se utilizan las redes de enmalle en las que quedan atrapadas las vaquitas.

Sea Shepherd, así como otras organizaciones ambientalistas como WWF, apoyan al Gobierno mexicano en las acciones para salvar a esta especie de la extinción.