ARCHIVO
Continuarán obras en Cuenca de Burgos que también incluyen a Tamaulipas y Nuevo León

La explotación de la Cuenca de Burgos a través del uso del fracking en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas está prevista al menos hasta el año 2027 con inversión de particulares, de acuerdo con el contrato de Asociación Pública Privada entre Petróleos Mexicanos y empresas.

En el Programa y Proyectos de Inversión, al mes de septiembre de 2019, dado a conocer por el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, se explica que en el Proyecto Burgos se llevaba un avance del 73.9 por ciento de la meta de este año.

 “Se localiza en los estados de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila. Comprende únicamente la parte de desarrollo de 81 campos a través de explotación primaria perforando pozos convencionales y horizontales”, señala la breve reseña del proyecto.

Sin embargo en el sitio web de Transparencia Presupuestaria, Observatorio del Gasto, da a conocer que el proyecto total lleva un avance del 86.66 por ciento.

El monto total de la inversión es de 502 mil millones de pesos, en el presupuesto 2019 se le asignaron 3 mil 323 millones de pesos, de los cuales lleva ejercidos más de 2 mil 455 millones de pesos, y todavía no aparece asignación presupuestal para el Presupuesto 2020.

De acuerdo con los datos de las obras se realizará la “perforación de 799 pozos desarrollo, terminación de 794 pozos desarrollo, realización de mil 104 intervenciones mayores, realización de dos mil 511 intervenciones menores, construcción de 52 ductos, perforación de dos mil 533 pozos inyectores”.

La inversión inició en el año de 1997 y se estima que terminará en el año 2027, con la aplicación de los 502 mil millones de pesos.

Se estima que la obra de infraestructura tenga como resultado mil 405 millones de pies cúbicos de gas.

No obstante que la obra ha tenido controversia por las consecuencias en el medio ambiente por el uso del fracking, en el apartado de factibilidad ambiental se puede leer un documento que sólo contiene la leyenda: “Las conclusiones de los estudios de factibilidad se encuentran dentro del Análisis Costo Beneficio autorizado”, esto también a pesar de que inició en el año 1997.