Foto: Twitter @servir_nasa
La sacudida de tierra ocurrió a las 16.23 hora local (19.23 GMT) y su epicentro se localizó a 62 kilómetros al suroeste de Ollagüe y a unos 1.600 de Santiago, informó el Centro Sismológico de la Universidad de Chile.

Santiago de Chile.- Un temblor de magnitud 5 en la escala de Richter sacudió este sábado la provincia de El Loa, en la región de Antofagasta, una de las más afectadas por las inundaciones que en los últimos días han causado estragos en tres regiones del norte de Chile, provocadas por el llamado invierno altiplánico.

La sacudida de tierra ocurrió a las 16.23 hora local (19.23 GMT) y su epicentro se localizó a 62 kilómetros al suroeste de Ollagüe y a unos 1.600 de Santiago, informó el Centro Sismológico de la Universidad de Chile.

El hipocentro del sismo estuvo a 123,8 kilómetros de profundidad, añadió el organismo, mientras el Servicio Geológico de Estados Unidos lo determinó a 121,6 kilómetros bajo la superficie y calculó la magnitud en 5,1.

El Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada de Chile (SHOA) aseguró que el sismo no reunió las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas del país.

Según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), preliminarmente, no se reportan daños a personas, alteraciones en servicios básicos o infraestructura producto del movimiento telúrico.

 

La provincia de El Loa ha sido una de las más afectadas por las lluvias e inundaciones del invierno altiplánico en el norte de Chile, al punto que fue declarada zona de catástrofe por el Gobierno, medida que supone que la seguridad del lugar queda en manos de los militares y se agiliza la entrega de recursos para ayudar a los afectados y para obras de reconstrucción.

Según los últimos informes, el desastre ha causado hasta el momento seis fallecidos, ha dejado numerosos damnificados, de los 282 están en albergues, y ocasionado daños de distinta gravedad en más de 1.800 viviendas.

El presidente Sebastián Piñera viajó este viernes a las regiones afectadas para constatar la situación en terreno y este sábado se desplazo a las regiones de Arica y Parinacota, mientras fuentes gubernamentales no descartaron que sean también declaradas zonas de catástrofe.

Las precipitaciones de la madrugada de este sábado en Arica y Parinacota llevaron a la evacuación preventiva los sectores por la activación de quebradas, mientras en Tarapacá se mantienen aislados carca de una veintena de poblados.

En todo caso este sábado se reanudaron las faenas en las minas de Cobre Chuquicamata y Ministro Hales, de la estatal Corporación del Cobre (Codelco), que habían sido suspendidas el viernes de forma preventiva a causa de las inundaciones.

Piñera tiene previsto permanecer en la zona hasta el domingo, cuando según los informes meteorológicos las lluvias debieran disminuir.