Foto: Especial
Este vehículo inició su vida como un Dodge Charger Pursuit 2019 —la versión preparada para vehículo patrullero o escolta en Estados Unidos—, sin embargo, Speedkore llevó todo a un nuevo nivel

POR MAU JUÁREZ PARA MOTORPASIÓN MÉXICO

El SEMA Show siempre nos deja autos que simplemente parecieran imposibles de creer. Speedkore es una empresa especialista en ello pues además de dar poder brutal a sus autos, también les dan mucha fibra de carbono. Así es el Dodge Charger que han modificado y llevado hasta los 1,525 hp.

Este vehículo inició su vida como un Dodge Charger Pursuit 2019 —la versión preparada para vehículo patrullero o escolta en Estados Unidos—, sin embargo, Speedkore llevó todo a un nuevo nivel, pues le han colocado el motor de un Challenger Demon, el V8 de 6.2 litros supercargado que entrega más de 800 hp.

Foto: Especial

Para Speedkore ese poder fue poco y decidieron quitarle el supercargador y en vez darle un boost de poder con la ayuda de dos turbos que además de un nuevo sistema de inyección de gasolina, cabezales y un escape que sale por la defensa delantera para los arrancones o que puede redirigirse a la parte trasera para su uso en calle. Con todas estas mejoras el poder llegó hasta los 1,525 hp.

Foto: Especial

El poder es tanto que para dosificarlo mejor añadieron una nueva caja y un sistema de tracción integral. El mismo accionar de los turbos lleva un programa que entrega la potencia de forma controlada para evitar que el auto pierda el control con facilidad.

Foto: Especial

Por fuera también le dieron un nuevo juego de rines, llantas para arrancones y un kit de carrocería ancha en fibra de carbono. Este Charger es un modelo único encargado por un cliente frecuente de Speedkore, quien planea regalar este Charger a su hermano por su cumpleaños 65.

Foto: Especial