Foto: Sandra Gómez
"Para quienes la desprendieron y la tiraron es solo un pedazo de fierro que pretendían vender por kilo y eso es muy lamentable", consideró el historiador Carlos Castañón

Torreón, Coahuila. – Una escultura de gran valor histórico fue sustraída de una de las fuentes de la Plaza de Armas, El Heraldo, es una de las pizas donada a la ciudad de Torreón por la comunidad alemana en 1907, aunque para resguardar la original, en 1983 se elaboró la réplica en bronce, que es la que desprendieron y destruyeron esta madrugada, revelaron las autoridades.

Un reporte ciudadano realizado a la Dirección de Seguridad Pública, fue como las autoridades se percataron del hecho, indicando que se trata de la figura que se ubicaba en la esquila de la avenida Morelos y calle Valdés Carrillo.

“Es una pérdida lamentable, desgraciadamente nos encontramos con esta situación hoy por la mañana, es una pieza muy valiosa que le da identidad no solo a la Plaza de Armas, sino a Torreón”, señaló el director del Archivo Municipal, Carlos Castañón Cuadros.

Para quienes la desprendieron y la tiraron a un lado, es solo un pedazo de fierro que pretendían vender por kilo y eso es muy lamentable, consideró el escritor, quien ha realizado diversas investigaciones sobre la historia regional.

Asimismo, externó que se interpuso una denuncia por parte de Antonio Loera López, titular del departamento de Mantenimiento Urbano, dependiente de la Dirección de Obras Públicas, por el daño al patrimonio municipal.

Sugirió realizar una investigación mediante los videos de las cámaras de vigilancia ubicadas en el sector.

Destacó que en el Archivo Municipal se resguardan las esculturas originales, con lo cual se podrá obtener un molde, hacer las reparaciones y colocar nuevamente la escultura; sin embargo, espera que las investigaciones puedan dar con los responsables.

Los Querubines, La Sirena, El Tritón y El Heraldo, son los nombres de las fuentes que en 1986 se instalaron en réplicas de bronce de las cuatro fuentes en la Plaza de Armas, las cuales fueron realizadas por el escultor Vladimir Alvarado, quedando resguardadas las originales elaboradas de plomo y zinc en el Archivo Municipal Eduardo Guerra.

“Tenemos cientos de cámaras por todo Torreón, están patrullando la ciudad la Preventiva, la Metropolitana, la Policía de Reacción, los de la Fiscalía, el Ejército y la Guardia Nacional, no es posible que sucedan hechos como este”, comentan ciudadanos indignados por este hecho.