Gracias a las almohadillas y los tubos que contienen las cápsulas de aire, el traje de baño Uslon aporta la flotabilidad adicional necesaria para que el cuerpo humano no se hunda. Foto: Uslon
Parece un traje de baño normal y corriente, pero las múltiples minicápsulas de aire bajo los adornos de los diferentes modelos de Uslon hacen que la creación de la diseñadora Katerina Semenko y el químico Valery Griaznov funcione... como un salvavidas.
Es un traje de baño normal y corriente, salvo porque nunca te ahogarás con él"...
Katerina Semenko y Valery Griaznov, los creadores de Uslon

“Es un traje de baño normal y corriente, salvo porque nunca te ahogarás con él”, prometen Katerina Semenko y Valery Griaznov, los creadores de Uslon, un diseño que aún es un prototipo a la espera de inversores, pero que ya ha sido galardonado con uno de los premios de la última edición de los A' Design Award.

“Salvar el alma y proteger el cuerpo” es el lema de la diseñadora rusa Katerina Semenko, que explica a Efe que el eslogan se traduce en dos líneas independientes de creación, de las que el traje de baño Uslon corresponde a la segunda (proteger el cuerpo), destinada a “resolver problemas de la vida real”.

La otra vía de creación, que Semenko llama “Salvar el alma” incluye “proyectos que tienen significados metafóricos”, como su “Jersey para gente con corazones ardientes”, cuyo patrón de tejido imita “el mapa térmico de un cuerpo humano, con su centro en la zona del corazón”, según explica la diseñadora.

UN PRODUCTO REVOLUCIONARIO

“Creo que incluso el detalle más pequeño puede hacer a una prenda de vestir parte del arte y transformarla en un manifiesto social para animar a la gente a llevar una vida más apasionada”, dice Semenko, que se proclama activista social y humanista, y lleva esos ideales a sus diseños, investigando en esas dos direcciones para “salvar la vida a la gente e inspirar sus mentes”.

Sobre el futuro que le espera a su bañador salvavidas, Semenko cree que “será valorado por la sociedad porque es un dispositivo esencial, una solución a un problema real”, razón por la que cree que no será un producto temporal,  sino que Uslon "puede abrir una nueva línea de producción que perdure en el tiempo".

Traje de baño para hombres de la colección Uslon. Foto: EFE/Uslon

La colección de estos trajes de baño, diseñada por Semenko, incluye un bañador de una sola pieza, en el que las cápsulas de aire se acumulan en los adornos del cuello; un bikini, con cápsulas de aire, tanto en el corpiño como en la banda de la cintura; y bañadores para hombre, en los que las cápsulas también  están colocadas en la cintura.

“El lanzamiento de un nuevo producto es siempre un proceso difícil”, apunta Semenko, para quien la clave del éxito está en “encontrar un compromiso con la realidad y tener valor. Si algo he aprendido es que, después de un fracaso, una frustración, llega la solución, y saber eso cambia tu actitud, porque incluso los problemas graves los ves como algo natural en el proceso de desarrollo del proyecto”.

Las cápsulas de aire se reparten en las dos piezas del bikini Uslon. Foto: EFE/Uslon

DISEÑO AL SERVICIO DE LA CIENCIA

Durante los últimos años, Katerina Semenko ha trabajado en el diseño de prendas de vestir, diseñando conceptos creativos para “productos que están cerca del cuerpo humano”, y ha colaborado en múltiples proyectos “mano a mano con científicos e ingenieros”, como el químico ruso Valery Griaznov, con el que ha creado el bañador salvavidas.

Traje de baño para mujeres de la colección Uslon. Foto: Uslon

“Trabajar mano a mano con ingenieros es una parte natural del desarrollo del producto, y siempre me reto a conseguir nuevas experiencias interdisciplinares”, dice la diseñadora, que colabora habitualmente como voluntaria con diferentes instituciones “a cambio de estar inmersa en la ciencia seria”, como hizo en una reciente investigación del departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Louisiana (Estados Unidos), en la que ayudó a crear visualizaciones 3D.

Gracias a las almohadillas y los tubos que contienen las cápsulas de aire, el traje de baño Uslon aporta la flotabilidad adicional necesaria para que el cuerpo humano no se hunda. Foto: Ulson

“Mis intereses profesionales evolucionaron gradualmente junto a mi insaciable curiosidad”, explica Katerina Semenko, que ha evolucionado desde el diseño de interiores al diseño de moda y el desarrollo de proyectos industriales y medioambientales, como el bañador Uslon o el plato reutilizable 'Ox-eye', que en 2012 fue galardonado en el concurso internacional de diseño James Dyson Award.

La “insaciable curiosidad” de la diseñadora y la inquietud del químico, del que partió la idea de que “una persona puede ser salvada por su ropa”, son la clave de la creación de un bañador, al que sus cápsulas de aire en tubos y entre capas de polietileno proporcionan el volumen suficiente para mantener el cuerpo a flote, funcionando de la misma manera que lo haría un chaleco salvavidas.

Esquema de cómo funciona el bañador salvavidas. Foto: Ulson

Gracias a las almohadillas y los tubos que contienen las cápsulas de aire, el traje de baño Uslon aporta la flotabilidad adicional necesaria para que el cuerpo humano no se hunda.

DESTACADOS:

+++ El traje de baño Uslon es aún un prototipo, pero ha sido galardonado en la última edición de los premios de diseño A' Design Award.

+++ “Salvar el alma y proteger el cuerpo” es el lema que resume las vías de creación de la rusa Katerina Semenko, que con este bañador pretende “solucionar un problema de la vida real”.

+++ El químico Valery Griaznov es el ideólogo del traje de baño, que con las cápsulas de aire, aporta la flotabilidad adicional necesaria para que el cuerpo no se hunda.

Por Miriam Soto/EFE-Reportajes