Los televidentes convirtieron en tendencia el hashtag #QuéSientesAristemo porque lo que parecía ser una bonita relación gay en ‘Mi Marido Tiene Más Familia’, de pronto uno de los personajes va al psicólogo y niega el amor que era evidente en la historia

Son otros tiempos y al parecer Televisa ha tratado de adapatrse a los nuevos tiempos, las nuevas plataformas digitales y la aparente apertura de los televidentes a temas que antes eran tabú. Todo iba bien en el melodrama "Mi marido tiene más familia", una telenovela que al fin tocaba el tema de una relación homosexual sin caer en clichés, sin mostrar prejuicios y con una apertura inusitada en la televisión mexicana. 

Hasta ahí todo era felicidad, pues los personajes de Aristóteles y Temo iba viento en popa desde que ambos se conocen por casualidad cuando llegó Temo llega como nuevo inquilino al departamento de Artistóteles y desde ahí las miradas se dejan sentir, los sentimientos están a flor de piel y no sólo eso, la historia de amor entre estos dos lindos jovencitos se empieza a cocinas a fuego lento.

Como una historia pocas veces vista en la televisón mexicana, pues los personajes gays siempre era ridiculizados y presentados de una manera prejuiciosa, ahora la historia de amor entre estos dos chavos se da de manera natural, romántica y muestra el aparente "enamoramiento" de estos dos personajes, los cuales muy rápido se convirtieron en los favoruitos de la comunidad gay y también de aquellos que agradecieron que se mostrara una relación homosexual de la forma en la que se trataría en pantalla una relación heterosexual. Aunque en los primeros capítulos los papás de Temo, uno de los personajes, no dejan de molestarlo con que se busque una novia.  

Hasta ahí todo bien, hasta que de pronto, uno de los personajes va al psicólogo (Artistóteles), resulta que se retracta de lo que siente y termina avisandole a Temo que lo que él siente no está bien y pues le avisa que lo siente, pero él no es gay.   

     

Antes, fuera del raiting, era imposible ver las reacciones de los televidentes, pero ahora, gracias a las redes sociales y que el drama de estos dos personajes gays ya había atrapado a la audiencia y de pronto da un giro insospechado y la historia toma un giro que se podría tachar de homofóbico y heteronormado y toma un cause "normal", pues en Twitter las reacciones no se hicieron esperar y convirtierona a la telenovela en tendecia gracias al hashtag  #QuéSientesAristemo.

Y todo porque el apoyo que se daban el uno al otro y una tensión visible para el espectador con respecto a los sentimientos de los personajes, cambia tras una charla de Aris con su psicólogo. Ambos hablan sobre la relación que tiene con Temo, este, sin más, asegura: "En los últimos días me he estado sintiendo muy raro, tengo un amigo que se llama Temo, él es… distinto. No sé si los demás lo entienden, hay gente que ‘lo diferente’ le da miedo y tú sabes muy bien que mi familia es un poco de mente cerrada, me da miedo que tomen las cosas de la peor manera. El corazón siempre dice la verdad, Temo es muy buena onda, me cae muy bien y pues sé que me necesita, ya me di cuenta de lo que siente por mí. Temo es sólo mi amigo, pero no sé cómo decirle que yo no siento lo mismo por él".

Seguidores de la relación mantienen viva la esperanza de que no cierren la historia de Aristóteles y Temo. No olvidemos que el productor Juan Osorio daría declaraciones para ‘Formula Espectacular con Flor Rubio‘ de Radio Formula, sobre la continuidad a #Aristemo, los personajes no mostraban los mismos sentimientos en el capitulo que se emitía este Lunes 3 de septiembre, pero, tal parece, existe la posibilidad que esto sea parte del drama y sazón que toda telenovela mexicana tiene, pues Osorio aseguraría que ‘no se puede tapar el sol con un dedo‘. Sobre Emilio Osorio, su hijo, quien interpreta a Aristóteles, comentó: "Hemos tenido pláticas, ayer vino, anduvimos aquí platicando él y yo (…) el personaje que está tratando es un personaje muy difícil. Y ayer tomamos la decisión de cómo vamos a desenlazar ese personaje. Yo había dicho que no quería la relación, que no quería que pasara más allá (…) nos sentamos un rato y decidimos que sí le vamos a dar seguimiento al personaje y ala relación por que no puedes tapar el sol con un dedo".

Fue el 27 de agosto cuando "Mi marido tiene más familia" mostró en uno de los canales más populares de la televisión abierta mexicana la salida del clóset de un personaje adolescente que admitió su homosexualidad ante parte de su familia.

Temo (Joaquín Bondoni) le confesó a su hermana Lupita que no solo es gay, sino que está enamorado de su amigo Aristóteles (Emilio Osorio). La reacción en redes sociales fue positiva: la base de fans de esta potencial pareja quedó conmovida y expresó su alegría con los hashtags #ConfesiónAristemo y #Aristemo.

El blog Mexico.Com habló con los guionistas de la historia, quienes celebraban la aparición de un personaje gay y dotarlo de un universo que conectara con el público: "Aunque su personaje ya existía en el universo narrativo de Juan Osorio —apareció por primera vez en Una familia con suerte (2011)—, Temo no había sido el centro de una trama como esta. “Tenía que ser un chavo con muchas dudas, temores, para quienes no era fácil aceptar sus preferencias y para quien aunque se llevara bien con su papá (Arath de la Torre), sería difícil confesarle la verdad”, explica sobre la construcción del personaje Mariana Mijares, coguionista de Mi marido tiene más familia.

Esta vulnerabilidad se buscó desde la elección de actor, como cuenta Mijares, quien ve en Temo un reflejo de sus propios amigos o conocidos parte de lacomunidad LGBT+. “Siento que en la mayoría de los casos tuvieron procesos similares: de duda, de incertidumbre y sobretodo de temor a la reacción de la sociedad”.

Sacar a Temo del clóset

Acerca del proceso de la salida del clóset de Temo —único personaje de la telenovela que ha aceptado su homosexualidad ante alguien más—, agregan Santiago Pineda y Pablo Ferrer, adaptadores del guion de Mi marido tiene más familia: “Otro punto importante que se tomó en consideración fue representar de una manera genuina y certera la aceptación de la sexualidad, al igual que los procesos que se tienen que vivir para poder alcanzar la libertad y la felicidad”.

Temo no es el primer personaje LGBT de una telenovela de Televisa ni su posible relación Aristóteles es la primera de su tipo en pantalla, no obstante, sí marca un hito en la forma en la que la televisora aborda historias como esta. “El proceso es complicado y no se había representado de esta manera en televisión abierta”, agregan Pineda y Ferrer. “Presentar este tema a través de dos adolescentes de 15 años requería una mayor atención, particularmente tomando en cuenta que nos encontramos en una telenovela familiar”.