Foto: Tomada de Internet
Desde la extradición de su pareja a EU, la ex reina de belleza ha ofrecido declaraciones a la prensa y utilizado sus redes sociales con mayor frecuencia. Se ha dejado ver con sus hijas, y además de expresar preocupación por el capo, le ha dedicado palabras amorosas

Tras el arranque esta semana del esperado juicio de Joaquín “El Chapo” Guzmán en una corte de Nueva York, tanto la elección del jurado como las recientes declaraciones de su abogado, Jeffrey Lichtman, han robado cámara en los medios de comunicación.

Y aunque el señalamiento de un presunto soborno a ex presidentes mexicanos por parte del cártel de Sinaloa se convirtió en el impacto mediático de este martes, es una mujer la que ha estado ganando protagonismo a través de los meses. 

Fue en abril cuando la ex reina de belleza rompió el silencio y habló por primera vez ante la prensa desde que Guzmán Loera fue extraditado a Estados Unidos, y lo hizo preocupada por la salud de su esposo. Toda la información que recibía del acusado le llegaba a través de los abogados, ya que el gobierno de Estados Unidos le había prohibido visitar a su marido en la cárcel de máxima seguridad.

"Sé que está muy mal sicológicamente, que se siente muy mal”, dijo entonces, y se quejó de que llevaba 15 meses sin verlo. “Lo veo en la corte, nada más, no tengo ningún tipo de comunicación con él, ni por teléfono ni llamadas”, se quejó.

Posteriormente, ya en una audiencia del mes de junio, la prensa narró que el capo sólo tenía ojos para Emma, de 28 años, y para sus dos pequeñas hijasque estaban en la sala. Las tres estaban compañadas del abogado Eduardo Balarezo. 

Tiempo después, la misma Emma posteó una fotografía en su cuenta de Instagram junto a sus dos niñas con el mensaje: "Todo va estar bien, tal vez hoy no, pero sí con el tiempo".

Ya en noviembre, justo antes de iniciar el juicio, Coronel llevó víveres a un hospital de Sinaloa y al compartir una fotografía en sus redes sociales escribió: "esto es hacerlo por amor a la humanidad, sin fin de lucro, por amor amor a nuestro prójimo, a las personas más necesitadas".

El gesto de Coronel se daba días después de que sujetos entregaran víveres a damnificados de las fuertes lluvias en el estado, supuestamente a nombre de "El Chapo".

Pero la presencia de Emma ha llamado la atención no sólo de Guzmán Loera -quien pidió al juez saludar a su pareja por "unos pocos segundos"- sino de los usuarios de redes sociales, que ahora ya suman más de 400 mil seguidores.

"Pedimos que la corte permita este gesto humanitario", escribió la defensa del acusado; "un breve y momentáneo saludo, que quizá podría incluir un abrazo", prometiendo que el contacto "no pondrá en riesgo ningún tipo de seguridad" porque, si era necesario, estaban dispuestos a que cuerpos de seguridad estuvieran presentes.

Se dio entonces la negativa del juez que alegó "motivos de seguridad", pero Coronel utilizaba sus redes sociales con un mensaje breve pero suficiente para llamar la atención de la prensa: “Sueño con un abrazo tuyo”.

El juicio arrancó formalmente esta semana bajo fuertes medidas de seguridad tanto en el interior de la corte como en los alrededores.

Este martes, el narcotraficante compareció con un traje azul  y su mujer se conformó con estar sentada en las filas del público. Pese a las restricciones, el capo le tiró un beso a Emma, quien ya se encontraba sentada entre el público.

Foto: Tomada de Internet

La cuenta de Instagram de Coronel cuenta con unas 23 fotografías en las que presume su figura, ataviada con las que parecen ser marcas exclusivas como Gucci, Adidas y Louis Vuitton. Muestra además tres imágenes donde aparecen sus hijas gemelas de 7 años. 

El perfil denominado emmacoronela cuenta con un promedio de 40 mil "likes" por cada publicación. Sus fotos cuentan con una marca de agua precisamente de "emmacoronela" y todas tienen los comentarios bloqueados

En la cuenta se puede leer la leyenda: “Solo esta pagina tengo las demás son falsas........ muchos me conocen pero pocos saben quien soy".