NIngún sitio ha sido anunciado como el lugar para que estos migrantes puedan acceder a un techo, alojamiento, alimento y descanso. Héctor García
Luego de que fuera anunciado el brote del nuevo coronavirus y se restringiera el acceso a la Casa del Migrante, el gobierno anunció que apoyará a la Posada abriendo un albergue temporal para migrantes, del que aún no se tiene conocimiento

Saltillo, Coahuila.- Tras cinco días del anuncio de la apertura de un albergue para los migrantes ante el brote de COVID-19 dentro de la Posada de Belén, los centroamericanos continúan durmiendo en la calle a extremas temperaturas. 

Luego de que fuera anunciado el brote donde seis adultos y una bebé resultaron positivos al contagio del nuevo coronavirus, y se  restringiera el acceso a la Casa del Migrante, el gobierno anunció que apoyará a la Posada abriendo un albergue temporal para migrantes del que aún no se tiene conocimiento. 

Fue a través de la oficina de Derechos Humanos del Gobierno Estatal a cargo de José Ángel Rodríguez que se estableció el convenio para la habilitación del albergue, y recibir al menos 100 migrantes que se hospedan en las calles de la colonia Landín hasta el momento.

Sin embargo, ningún sitio ha sido anunciado como el lugar para que estos migrantes puedan acceder a un techo, alojamiento, alimento y descanso tras el viaje a kilómetros de su país de origen. 

Mientras que cada vez más llegan familias enteras de migrantes y centroamericanos con la esperanza de encontrar posada en la Casa del Migrante.

Hasta el momento no se tiene información sobre el paradero de dicho albergue ni de su operación,  mientras que decenas de migrantes duermen en las calles a extremas temperaturas y a expensas de la bondad de benefactores que acuden a regalar alimentos.

La Casa del Migrante, por su parte, continúa a puerta cerrada para quienes piden alojamiento, debido a la pandemia que también loa alcanzó, incluso para quienes salieron de forma voluntaria sin poder arribar a la “Bestia”.