Foto: Especial
Trump y su jefe de despacho Mark Meadows habían presionado al director de esa agencia, Stephen Hahn, acusándole de retrasar el lanzamiento de la vacuna luego que el viernes fue aprobada

Un científico del gobierno estadounidense denunció que las presiones ejercidas por el presidente Donald Trump para que la agencia de salud apruebe rápidamente la vacuna contra coronavirus no ayudó a crear confianza en la campaña de inoculación.

Moncef Slaoui, el director científico de la campaña “Warp Speed” (“Vacuna Ultraveloz”) de la Casa Blanca, criticó las presiones ejercidas por Trump al director de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA por sus siglas en inglés).

Trump y su jefe de despacho Mark Meadows habían presionado al director de esa agencia, Stephen Hahn, acusándole de retrasar el lanzamiento de la vacuna luego que el viernes fue aprobada.

Cuando se le preguntó sobre esas presiones, Slaoui declaró en el canal Fox News que “si esa llamada telefónica ocurrió, me parece que fue lamentable y desafortunada, lo mismo con algunos de sus tuits”.

Una encuesta de Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research publicada la semana pasada reveló que aproximadamente la mitad de la población estadounidense está dispuesta a ser vacunada.

Slaoui exhortó a la ciudadanía a mantener una mente abierta en cuanto a la vacuna, advirtiendo que si la gente no se vacuna la pandemia empeorará.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos autorizó el pasado viernes el uso de emergencia en el país de la vacuna de Pfizer contra la Covid-19, despejando el camino para que los estadounidenses reciban las primeras dosis en los próximos días, de acuerdo con The Washington Post y The New York Times.

La decisión de la FDA llegó un día después de que un panel de asesores externos le recomendó a la agencia aprobar el uso de la vacuna y así comenzar el mayor programa de vacunación en la historia de Estados Unidos. 

El panel de asesores concluyó que la inoculación de Pfizer, desarrollada junto con BioNTech, es segura y efectiva en varios grupos demográficos. Algunos integrantes dijeron que preferirían que los menores de edad no la recibieran hasta tener más datos, pero el grupo votó a favor de que la FDA aprobara el uso de emergencia de la vacuna para personas mayores de 16 años.