Un hombre trata de refrescarse bajo una cascada el 01/08/2017 en Múnich, Alemania. foto: Peter Kneffel/dpa
En España se estableció el segundo nivel de alerta más alto por temperaturas extremas de hasta 42 grados en 16 de las 50 provincias.

Una nueva ola de calor azota el sur de Europa haciendo que se disparasen hoy los termómetros hasta los 42 grados centígrados y complicando la labor de los bomberos que tratan de luchar contra los numerosos incendios forestales.

A pesar de que los ciudadanos de España y Portugal ya están acostumbrados a las elevadas temperaturas estivales, estos días el calor en muchas regiones de la Península Ibérica es sofocante.
En España se estableció el segundo nivel de alerta más alto por temperaturas extremas de hasta 42 grados en 16 de las 50 provincias. Sobre todo en el sur del país y en Ibiza y Mallorca se recomienda no alejarse demasiado del ventilador o el aire acondicionado.

En esta última isla, el termómetro subirá en los próximos días hasta los 39 grados, según los meteorólogos. Ya desde hace días la temperatura ronda los 40 grados. "Inaguantable", describía el periódico en alemán "Mallorca Zeitung". Por su parte, la revista "Mallorca Magazin" advertía: "La canícula continuará el fin de semana".

En Croacia, el consumo de electricidad alcanzó un récord histórico debido al uso intensivo de los equipos de aire acondicionado. El periódico "Jutarnji list" tituló su noticia como el "infierno croata".

Un niño se refresca en una fuente durante una ola de calor en Tirana, Albania. Foto: EFE

Las autoridades en Bosnia-Herzegovina declararon el nivel de alerta roja por cuarto día consecutivo por los 42 grados de temperatura. Los bromistas, como es común en estas situaciones, frieron huevos sobre el asfalto o sobre el capó de los coches.

El jueves se alcanzaron los 38,9 grados en el centro de Viena, por lo que se les dio el día libre a los conductores de coches de caballos.

El Ministerio del Interior albano solicitó que se declarara el estado de emergencia debido a los numerosos incendios forestales, pero este no fue establecido debido a que aún no se ha formado un Gobierno tras las elecciones parlamentarias.

Grecia envió dos aviones hidrantes tras la solicitud de ayuda a los países vecinos. Mientras que los bomberos y los aviones luchan en Córcega desde el miércoles contra un incendio que ya ha arrasado 170 hectáreas.

 

También se espera una ola de calor en Grecia y en Chipre para la semana que viene. En ambos países se iniciaron en los últimos cuatro días más de 150 incendios. Algunos de ellos fueron provocados por especuladores del suelo. Además, tres bomberos resultaron heridos.

También se están sufriendo los efectos de la ola de calor en Italia, donde el Ministerio de Sanidad decretó hoy el máximo nivel de alerta en varias ciudades, entre ellas Roma, Nápoles, Venecia y Florencia.

Para colmo, en la Galería Uffizi de esta última ciudad se averió el aire acondicionado, pero las obras maestras allí expuestas no corren peligro, aseguró a medios italianos el director, Eike Schmidt.

En la región de Campania, donde se encuentra Nápoles, la sensación térmica superó los 50 grados, según el servicio metereológico del Ministerio de Defensa.