Federico Jordán
VANGUARDIA muchas veces ha sido pionero junto con otros medios en nuevas tecnologías.

Hace 20 años, don Armando Castilla Sánchez me solicitó iniciara la presencia de VANGUARDIA en la internet. Esta es la historia.
Recuerdo fue en 1996, pero parece  tardé un año en desarrollar el proyecto. La internet tenía en el mundo apenas unos 10 millones de usuarios activos y unos 35 millones usaban correo electrónico.

Yo había usado internet desde 1993, apenas entraba el navegador Netscape, me conectaba al internet con un módem de 2.4 bits por segundo (kbit/s) a Tijuana, después a Infosel y por último en Saltillo con la empresa Comimsa. Era muy lento.

Mi intención era hacer mi portafolio como ilustrador. No había muchos que pudieran ayudarme y fue como aprendí lo más básico del lenguaje HTML. 

Para 1996, conocía bien el tema de la internet para mis intenciones como artista. Había pocos sitios web en Saltillo según Yahoo!: Comimsa, Grupo Industrial Saltillo, Sergio Avilés y yo. 

Yahoo! tenía la organización más popular, no era un buscador como ahora, fue un catálogo actualizado manualmente. Los Periódicos en México con presencia en internet eran unos tres o cuatro. El más popular era La Jornada dentro del servidor de la UNAM e Infosel de la Editora El Sol. 

Don Armando, entonces de 54 años, tuvo la visión en la que VANGUARDIA  necesitaba estar en la internet, aunque no existiera un modelo de negocio. 

¿Cómo podría resolver hacer el primer sitio para VANGUARDIA? Compré el dominio VanguardiaWeb.com.

Todo lo hacíamos con HTML, cada página era creada manualmente. No existía un Sistema de Gestión de Contenidos. 

Liza Briones se encargó del servicio con un pequeño equipo. Fuimos de los pioneros.

Tiempo después el sitio de VANGAURDIA se tornó más sofisticado. Guillermo Dewey se encargó de darle una tecnología más sofisticada. 

Desde entonces la estrategia del señor Armando Castilla ha sido inquieta. 

VANGUARDIA muchas veces ha sido pionero junto con otros medios en nuevas tecnologías.